Los OVNIs del New York Times


El pasado mes de Mayo se publicó un artículo en el New York Times que, sorprendentemente, generó bastante revuelo mediático incluso aquí, en España. Digo sorprendentemente porque se trata de una noticia antigua que ya había dado el mismo medio en 2017 y que no me parecía que fuera a tener mayor recorrido desde entonces. No pensaba prestarle mayor atención, entre otras cosas porque ya dije la última vez que me puse a analizar un caso OVNI que no iba a volver a perder el tiempo con eso. Sin embargo me veo obligado a volver de mi retiro ufoescéptico por las múltiples consultas que nos llegan de los oyentes de nuestro podcast Coffee Break (CB) pero sobre todo porque me han lanzado un reto personal al que no puedo dejar de responder. Jose Rafael Gómez, en el episodio 52 de su podcast Universo de Misterios se declaró oyente de nuestro modesto programa (¡gracias!), lamentó el trato crítico que dimos al fenómeno OVNI en nuestro episodio 210 y llegó a decir lo siguiente (min 53:00):
 “Aún no he oido que Coffee Break haya recogido esta noticia del New York Times y, espero equivocarme, pero me da la sensación de que no van a hacer referencia a ella”
Hmmm...
Image result for challenge accepted
De acuerdo. Voy a hablar de los artículos del N.Y. Times y a hacer un análisis de los vídeos (¡por supuesto, los vídeos!). Pero antes tengo un par de cosas que decir. Lo siento, esto va a ser un tostón pero tengo que dar una pequeña introducción para explicar un par de cosas antes de entrar en harina.

Mi frustración

Lo primero que quiero dejar claro es que no me pagan por hacer esto, no es parte de mi trabajo como investigador en astrofísica y no voy a cobrar un céntimo por haberlo hecho. Tampoco me divierte, no me motiva y no me interesa. El tiempo que he dedicado a "investigar" (me da rubor llamarlo así) este asunto sale de mi tiempo libre, de ratos que podría haber dedicado a descansar, a estar con mis amigos... bueno, no tengo amigos, a quién voy a engañar... pero los podía haber dedicado a descansar o a alguna otra cosa que sí me divierta, como buscar vida extraterrestre en serio[1]. Por eso es un fastidio cuando, como ocurre a menudo, te llegan mensajes de gente pidiéndote que expliques esto o aquello porque, seguramente sin pretenderlo, te ponen una gran responsabilidad encima. Si no sabes explicarlo, entonces el tema adquiere tintes de "la ciencia no puede explicar el fenómeno" y ya la hemos liado. Hice una excepción con el caso del OVNI de SOHO, que contamos en CB y cuyo análisis está explicado aquí[2], porque en este caso la supuesta conspiración aludía a amigos míos y colegas cercanos que fabricaron ese maravilloso satélite (por cierto, estuve a un tris de haber hecho mi tesis doctoral trabajando con sus datos). El problema es que al final la carga de la prueba termina recayendo sobre el que no cree en la naturaleza paranormal de los fenómenos. Es decir, alguien viene con cualquier cosa rara y tienes tú que demostrar que no es nada del otro mundo (literalmente). Pero eso es un disparate. Quien afirma algo extraordinario es quien tiene la responsabilidad de demostrarlo. Y cuanto más extraña sea la hipótesis, más fuertes tienen que ser las pruebas ("afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias"). Sin embargo, con la ufología parece que pasa lo contrario. Sale cualquier cosa en los medios y, en vez de investigar ellos y demostrar claramente que ahí hay algo anómalo, tienes que ser tú quien pierda su tiempo en hacerlo y demostrar que no es nada raro. Eso es injusto y poco científico. Por eso dije en su momento que no iba a hacerlo más. No tengo tiempo ni ganas de dedicar mi vida a andar investigando las cosas que otros cuentan y me resultan poco interesantes.

Otro tema frustrante tiene que ver con que, al leer sobre estos asuntos, es difícil para un científico profesional no sentirse ofendido. Admito que a veces somos irrespetuosos con toda esa población que da pábulo a pseudociencias y conspiranoias pero hay que entender que muchos nos sentimos indignados e insultados por sus reiteradas acusaciones de que, al servicio de oscuros intereses, mentimos y ocultamos informaciones que, de existir, serían extremadamente importantes para la humanidad. Y no lo digo solo a nivel abstracto o en foros de internet. Yo personalmente me he visto en situaciones desagradables al dar conferencias de divulgación en las que he sido interpelado por asistentes furiosos que me acusaban de "ocultar la verdad". En cualquier caso, hago propósito de enmienda y me comprometo a intentar ser más respetuoso en adelante, especialmente en este artículo. Intento así corresponder al exquisito, diría hasta que cordial, trato dispensado por Jose Rafael Gómez en su podcast a pesar de que podamos mantener discrepancias manifiestas sobre muchos temas. 

 Rigor Científico

El método científico es el descubrimiento más grande de la humanidad. Se ha demostrado que su aplicación es lo que verdaderamente nos lleva a hacer avances y acercarnos a la verdad sobre cualquier tema. Saltárnoslo o menoscabarlo solo lleva a perpetuar ideas falsas. A cambio, el método nos exige un rigor escrupuloso y unas reglas de funcionamiento que deben seguirse de forma estricta. A la hora de valorar un fenómeno desde el punto de vista científico hay que entender una cosa muy importante. En ciencia no se admite un testimonio como prueba. Jamás. La prueba empírica debe ser objetivable y reproducible por grupos independientes. Tampoco valen los argumentos de autoridad. Ya puede venir Einstein o el mismísimo Sagan y decir lo que sea. Sin pruebas, sus palabras no tendrían ningún tipo de valor. Llamamos "falacia de autoridad" al intento de pasar un argumento como válido basándose en la reputación de quien lo propone. Esto es importante porque esta falacia se emplea de forma recurrente en la ufología. Llevamos 70 años de palabras y testimonios pero ni una sola evidencia, nada sólido, ni siquiera imágenes claras, mensajes alienígenas, un miserable vídeo de una señal de radar. Nada. Lo más nítido que se ha obtenido son los vídeos de manchas borrosas tomadas por aviones de combate que explicaremos más adelante y que realmente lo que demuestran es que no han visto nada realmente raro. 

Según Jose Rafael Gómez, la ufología está llena de casos ridículos y es necesario separar la señal del ruido para quedarnos con los casos realmente "creíbles". Nos censuraba que en CB hacíamos mofa de algunos casos ruido para desacreditar todo el campo. No pude evitar sonreir al escucharlo recordando la gracieta tonta de que el 99% de los ufólogos dan una mala reputación al resto. Pero bromas aparte, admito que Jose Rafael tiene razón. Bastaría con que un solo caso, solo uno, de los miles y miles existentes, fuera una nave extraterrestre para justificarlo todo. Si bien eso es cierto, me permito recordar que el tema que nos interesaba en aquella entrevista era el fenómeno OVNI como fenómeno sociológico y por eso estábamos muestreando casos de todo el espectro desde los más serios, como el de Canarias, hasta los más grotescos, como los de abducciones con encuentros sexuales. 

Volviendo a la distinción planteada por Jose Rafael entre señal y ruido, entiendo de su discurso en el episodio 53 de su podcast, que tal distinción se basa en la calidad de los testimonios. O mejor dicho, de los testigos. En particular, él sugiere que hay que centrarse en los testimonios de pilotos y personas con experiencia aeronáutica, prescindiendo de los de cualquier otro ciudadano. Pero ¿realmente podemos creernos cualquier cosa que nos diga un piloto? Tenemos un estereotipo del piloto de aerolíneas comerciales como un señor de edad media, pelo gris, elegantemente vestido, una persona sensata, capaz de mantener la serenidad incluso en situaciones extremas.
Related image

Estoy de acuerdo en que estos profesionales, por su alto grado de capacitación y la exigencia de su desempeño, pueden gozar de una credibilidad mayor que el promedio de nuestra sociedad. Ahora bien, ¿cuánto más? En el mundo hay cerca de un millón de pilotos. Eso es muchísimo. Hay tantos que aunque el 99.99% de ellos fueran superhéroes, hay margen de sobra para que quede alguno que pueda ser inexperto, algún mal profesional (en todas las profesiones los hay) e incluso alguno que pueda estar un poco mal de la cabeza. Si no me creen les recuerdo que en 2015 uno se suicidó estrellando un avión lleno de pasajeros en los Alpes. Hemos leído noticias sobre pilotos que hacen un picado súbito para esquivar una luz que resultó ser el planeta Venus o pilotos de combate que han malgastado esfuerzos y combustible del contribuyente persiguiendo a Sirio u otras estrellas. No son máquinas infalibles, son seres humanos y no todos son del máximo nivel. Y que nadie me malinterprete, no pretendo faltar el respeto a estos grandes profesionales, que lo son, sino llamar la atención sobre el hecho de que, en cualquier colectivo grande, necesariamente vamos a tener un poco de todo. Por no ser corporativista diré que estoy convencido de que entre mi propio colectivo, los científicos, hay bastantes más casos de estos un poco raros que en el de los pilotos.

Quizás algunos de los ejemplos que di antes (pilotos persiguiendo estrellas o esquivando planetas) pueda sonar a mofa pero no es esa la razón por la que los presento. Los he elegido para ilustrar un problema particular que tiene este colectivo a la hora de emitir juicios sobre cosas que ven o perciben. Son los fenómenos conocidos en el mundillo como "ilusiones sensoriales en aviación". Estas ilusiones, desorientaciones espaciales y otros efectos son bien conocidos por los profesionales de la aviación[3][4] y han sido objeto de muchos estudios[5]. El cuerpo humano no evolucionó para volar y moverse en tres dimensiones. Nuestros sistemas neurológicos de equilibrio y percepción visual fallan en situaciones en que carecen de referencias y a menudo se producen estas ilusiones, particularmente durante la noche en presencia de luces brillantes (como una estrella o un planeta). En definitiva, con un millón de pilotos volando por nuestros cielos, la probabilidad de que alguno en alguna ocasión vea algo que le resulte extraño es significativa (realmente lo que sorprende es que no haya más avistamientos) y estos testimonios no pueden ser considerados evidencia científica de casi nada, mucho menos de naves extraterrestres. 

El artículo del N.Y. Times

Tras esta introducción, admito que un poco larga, vamos con el asunto. Hace unas semanas, el N.Y. Times publicó un artículo titulado "Wow! ¿Qué es eso? Pilotos de la armada informan de objetos voladores no identificados" [6]. El artículo contiene dos vídeos (pegados uno tras otro), que se han dado en llamar "gimbal" y "go fast". En realidad este artículo es básicamente una repetición de una vieja historia que ya publicó el N.Y. Times en 2017, escrita por los mismos autores, y que tuvo mucho impacto mediático en EEUU. Se titulaba "Auras refulgentes y 'dinero negro': El misterioso programa OVNI del Pentágono"[7]. También venía con dos vídeos: el anteriormente mencionado gimbal y otro conocido como "Nimitz". El artículo de 2017 (llamémoslo "artículo 1") es el que contiene más información interesante, con la explicación de un programa secreto del Pentágono. Esto no es algo que descubriera el N.Y. Times. En aquel momento ya era dominio público porque se desclasificó el programa y se estaba hablando de él en todos los medios de comunicación, no solo por el tema OVNI sino por implicaciones políticas que algunos consideraban constitutivas de prácticas corruptas (o, cuando menos, de dudosa ética) a nivel del propio Senado estadounidense. El segundo artículo (llamémoslo "artículo 2"), publicado hace unas semanas, es mucho menos interesante, no contiene información objetiva nueva y es básicamente una recopilación de testimonios de avistamientos por parte de militares, en un claro intento de apelar a la falacia de autoridad tan socorrida en la ufología. La única información objetivable es la que aparece en los vídeos, que analizaremos más adelante. El artículo 2 vuelve a repetir el mismo vídeo gimbal y sustituye el vídeo Nimitz, probablemente el más soso de los tres, por el "go fast" que, para un lector casual, resulta mucho más llamativo visualmente.

Comencemos por los hechos y luego analizaremos los artículos.

Política y enredos

En 2007 el Pentágono comienza un programa secreto llamado Advanced Aerospace Threat Identification Program, AATIP (Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales). Este programa es creado por el senador Harry Reid. Recordemos que en EEUU la figura del senador tiene mucho poder. Son elegidos directamente por sufragio (dos por cada estado) y no están sujetos a una disciplina de voto del partido. Cada senador es libre de votar como le parezca y de impulsar sus propias iniciativas. Además, el Senado (junto con la Cámara de Representantes) tiene la responsabilidad de adjudicar las partidas presupuestarias para financiar las iniciativas del gobierno. Es decir, son quienes deciden la financiación para los proyectos por ejemplo de la NASA, del ejército y demás administraciones. Pues bien, sigamos con la historia. Resulta que el senador Reid tiene un buen amigo llamado Robert Bigelow, un magnate del negocio hotelero que ha amasado una fortuna mil-millonaria. Hay tres cosas interesantes a mencionar sobre Bigelow en esta historia: 1) Está muy interesado en la exploración espacial. Afirma que desde niño quería viajar a otros mundos y esa ha sido su motivación secreta para amasar una fortuna. Fundó una empresa, Bigelow Aerospace, que hace desarrollos espaciales y ha sido concesionaria de contratos de NASA. 2) Es muy fan de los OVNIs y lo paranormal. No tiene inconveniente en decir públicamente, incluso en entrevistas para TV nacional, que sabe que los extraterrestres nos visitan. Fundó el National Institute for Discovery Science, un centro para investigar fenómenos paranormales como ufología o mutilaciones de ganado (sí, hay gente que cree que los extraterrestres se dedican a visitarnos para descuartizar vacas cuando nadie está mirando)[6]. Financió un programa millonario en la Universidad de Nevada sobre "estudios de la consciencia" en el que se daban clases sobre la vida después de la muerte[7] y compró un rancho en Utah que, según los rumores, era un portal interdimensional por el que alienígenas "cambiaformas" (no sé cómo se traduce "shapeshifter" a español) entran en nuestro mundo[7]. 3) Financia la campaña electoral de su amigo, el senador Reid. Y ojo, porque este tercer punto es el que hace saltar todas las banderas rojas del enredo político.
Izquierda: Harry Reid, Derecha: Robert Bigelow
Créditos: United States Senate, Dominio Público, . NASA/Bill Ingalls  Dominio Público





Bigelow nos puede parecer un flipado, algo en lo que creo que coincidirán incluso mis amigos interesados en la ufología como Jose Rafael Gómez, pero es un actor fundamental en esta historia y hay que entenderlo. Bigelow convence a su buen amigo, el senador Reid, de que el ejército debe investigar estos fenómenos. Y no solo estamos hablando de OVNIs sino de otras ideas exóticas como agujeros de gusano, portales dimensionales y energía oscura, que no sé muy bien qué tienen que ver con el Pentágono pero ellos lo van a investigar igual.

El senador Reid era por aquel entonces el líder de la mayoría del Senado. No se sabe si persuadido por Bigelow o simplemente como agradecimiento a sus generosas contribuciones financieras, se las arregla para crear un programa secreto financiado con unos fondos reservados que, sobre todo, van a ir... (¡atención!).. a la empresa de Bigelow. Banderas rojas y alarmas. Un senador crea un programa secreto, financiado con fondos reservados que, sin los controles preceptivos, van a parar a la empresa de su amigo, quien además resulta que le financia la compaña electoral. Este es el nudo del enredo político que generó mucha polémica en EEUU, aparte del fenómeno OVNI. Para lograr este objetivo, Reid consiguió el apoyo de otros dos senadores. Tras una reunión confidencial en una sala segura, logró el apoyo para la causa de Ted Stevens (republicano de Alaska) y Daniel K. Inouye (demócrata de Hawái). A día de hoy Reid está jubilado y tanto Stevens como Inouye han fallecido. Como anécdota irrelevante puedo comentar que Inouye es un viejo conocido de nuestra comunidad científica. Su apoyo fue decisivo para la construcción del telescopio solar que hoy lleva su nombre (Daniel K Inouye Solar Telescope, DKIST)[8] y, posiblemente, para que se construyera en Hawái y no en Canarias, que era el sitio alternativo. El caso es que, según Reid, los tres senadores se pusieron de acuerdo en que el asunto no debía debatirse en el Senado. Tenían claro que "se haría con dinero negro, lo conocería Stevens, Inouye.. y nadie más, así es como queríamos que fuera", según declara Reid en el artículo 1 del N.Y. Times.

Otro personaje relevante y bastante intrigante en la historia es Luis Elizondo. Supuestamente es quien dirigió este programa secreto AATIP y así se hace constar en los artículos del N.Y. Times. Sin embargo, como veremos luego, existen dudas a día de hoy sobre si realmente esto fue así. Por seguir con la cronología, el programa AATIP se desarrolló entre 2007 y 2012, en que fue cancelado. ¿Por qué se canceló? Parece obvio que por falta de resultados. La explicación oficial es que "se ha considerado que hay otras prioridades en las que utilizar los fondos". Según declaraciones de un congresista, "al final el consenso era que no se había encontrado nada relevante; el proyecto produjo pilas enormes de papeles pero poca cosa más"[9]. Cinco años después de su cancelación, en 2017 se desclasificó la existencia de AATIP. A partir de ahí los periodistas acceden a toda la información y se publican artículos como los del N.Y. Times. También en 2017 se funda una organización llamada To The Stars Academy of Arts and Science (Academia de Artes y Ciencias Hacia Las Estrellas). El fundador y presidente es Tom DeLonge, rockero del grupo Blink-182. El propósito de esta organización es continuar el trabajo de AATIP pero supuestamente de forma más abierta y publicando toda la información. Unos días más tarde Elizondo dimite de su puesto en el Pentágono y pasa a trabajar en To The Stars. Desde entonces se convierte en una figura mediática, va dando conferencias y aparece continuamente en emisoras de radio y TV estadounideneses. También aparece en una serie de documentales sobre OVNIs en el History Channel. Recientemente, algunos medios han comenzado a cuestionar la figura de Elizondo puesto que no parece haber ninguna evidencia, aparte de su propia palabra, de que realmente tuviera responsabilidades en este programa secreo AATIP[10][11]. Hace unos días, John Greenwald Jr, del foro Black Vault (una web que se dedica al análisis de documentos oficiales), utilizó un mecanismo legal llamado "Freedom of Information Act" (FoIA), por el cual los ciudadanos pueden requerir información gubernamental, para interrogar al Pentágono sobre este tema. La respuesta que recibió fue contundente: "el Sr. Elizondo no tenía responsabilidades asignadas en AATIP"[12]. Asimismo, respondiendo a otra solicitud de FoIA, el Pentágono negó haber recibido la supuesta carta de dimisión que Elizondo distribuyó a los medios de comunicación haciendo una "valiente y encendida" crítica a la cerrazón de su gobierno[13].
Image result for luis elizondo
Luis Elizondo. Imagen de CNN 

¿Es Elizondo un charlatán que se gana la vida explotando una autoproclamada vinculación con un programa secreto? ¿O es un paladín de la verdad luchando contra oscuros poderes fácticos? La polémica continúa en los foros de internet y es posible que pronto se esclarezca. Mientras tanto, To The Stars se ha convertido en una especie de altavoz, una gran plataforma mediática para Elizondo y otros que sostienen que AATIP descubrió naves extraterrestres. El caso es que en todo este tiempo, To The Stars no ha dado nada tangible, aparte de declaraciones, testimonios y palabras, excepto los vídeos que se analizan más abajo.

Los autores

¿Por qué han sido tan mediáticos estos artículos del N.Y. Times, hasta el punto de que un podcast de misterio me desafíe a comentarlo? En mi opinión, por dos razones. Primero, por el argumento de autoridad. Se trata de un medio cuya reputación transmite una imagen de rigor y profesionalidad. Y segundo por los vídeos. Todos sabemos que una noticia acompañada por soporte audiovisual va a tener mucho más impacto y es más probable que se viralice. Empecemos por desbancar la falacia de autoridad. Los artículos del N.Y. Times, tanto el de 2017 como el de ahora, están escritos por un equipo de tres autores, en este orden:
  1. Helene Cooper: Se trata de una periodista profesional del Times, con una carrera dedicada al periodismo que incluye haber trabajado también en el Wall Street Journal. Fue parte del equipo que recibió el premio Pullitzer por su cobertura de la crisis del ébola en 2014. No se le conocen (o al menos yo no he encontrado) vinculaciones ni intereses económicos o personales con temas de ufología o cuestiones paranormales. En mi opinión, Cooper parece la periodista respetable del equipo. Hablando sobre Elizondo en el podcast del Times, dijo que "cuando le oyes hablar te convence pero en cuanto me marché empezaron a asaltarme las dudas... al final me dije a mí misma que no es mi trabajo decidir si los OVNIs son reales o no sino informar sobre la existencia de este programa secreto del Pentágono"[14].
  2. Ralph Blumenthal: Fue periodista del N.Y. Times, del que se retiró en 2009, y escribe artículos para otros medios, en ocasiones colaborando con la tercera autora, Leslie Kean (ver abajo), sobre temas de OVNIs y fenómenos paranormales. En 2013, Blumenthal escribió un artículo para Vanity Fair sobre John Edward Mack en el que habla seriamente de abducciones alienígenas, visitando grupos de abducidos e incluso citando testimonios de visitas de un difunto Mack a sus seres cercanos desde el más allá[15]. En este artículo, como es habitual en estos temas, se hace uso extensivo de la falacia de autoridad haciendo referencia a la condición de Mack de "profesor de psiquiatría en Harvard".
  3. Leslie Kean: Es el personaje más... (¿cómo decirlo sin romper mi voto de respeto?) ... peculiar...  de entre los tres autores. Es activista de grupos de difusión de la ufología. Escribe artículos sobre OVNIs para el Huffington Post. Su libro sobre OVNIs de 2010 es un "bestseller". En 2017 escribió un libro sobre vida después de la muerte titulado "Sobrevivir a la Muerte". 
Kean y Blumenthal ya eran amigos antes de colaborar en los artículos para el N.Y. Times. Ellos son los que, juntos, persuadieron al periódico para escribir el artículo de 2017. El Times aceptó pero asignó a un reportero propio, Cooper, para asegurar que el artículo cumplía con el estilo e integridad de la publicación[16]
 

Helene Cooper, Ralpha Blumenthal y Leslie Kean, autores de los artículos del New York Times
Una vez que entendemos mejor el perfil de los autores, la falacia de autoridad queda incluso más desacreditada. No es solo que la autoridad no debe considerarse como recurso argumental sino que es que en este caso ni siquiera existe tal autoridad. Dos de los tres autores son personas que se lucran a base de vender historias paranormales e incluso son activistas, ya sea por convencimiento propio o por beneficio económico, de la difusión de estos fenómenos. 

No es mi intención aquí asociar la creencia en OVNIs con otros fenómenos paranormales pero vemos claramente que estos autores están también muy implicados en temas de vida después de la muerte y visitas del más allá. Además, es interesante notar que, dentro del programa AATIP, Aerospace Bigelow estuvo también investigando otros fenómenos paranormales como "poltergeists"[17]. Esto me devuelve a los comentarios de Jose Rafael Gómez quien, en su podcast Universo de Misterios, se lamentaba por la asociación entre ufología seria y otras creencias que considera claramente absurdas como forma de desacreditar al campo. Sin embargo, lo que estamos viendo es que, incluso en los casos que él mismo considera como serios (casos "señal"), a poco que uno rasque la superficie y profundice en los detalles, comienzan a aparecer estas otras absurdeces. En mi opinión, la razón es que todas estas historias van dirigidas a un amplio sector de público objetivo común, que es el que está dispuesto a aceptar verdades inverosímiles sin pruebas sólidas en que sustentarlas. El tipo de argumentos que usa Kean en su libro sobre OVNIs, relatos de testigos aderezados con comentarios de expertos pilotos y militares, los puede reciclar para su libro de "Sobrevivir a la muerte" cambiando los expertos pilotos y militares por médicos y cirujanos.

Los vídeos

Y por fin llegamos al análisis de los vídeos. Ya podemos hablar de algo más interesante que enredos políticos y escritores vendiendo sus libros. Lo primero que es importante resaltar es que estos vídeos no han sido desclasificados por el Pentágono, como se indicó en algunas webs inicialmente. Estos vídeos nunca han estado clasificados ni han sido secretos, entre otras cosas porque, como veremos, no muestran nada del otro mundo (si acaso, quizás podría delatar la inexperiencia de algún piloto). Los vídeos los publica To The Stars tras solicitarlos al Departamento de Defensa[18]. La palabra que se usa en inglés es "released" que quiere decir algo así como liberados. Total, que los vídeos son solicitados por To The Stars usando un mecanismo de Freedom of Information Act similar al que describí anteriormente por Black Vault intentando localizar la carta de dimisión de Elizondo. Recordemos que To The Stars conoce perfectamente todos los materiales documentales y audiovisuales generados por AATIP ya que tiene contactos con el proyecto, con Bigelow Aerospace y además cuenta con Elizondo (supuestamente el jefe, si creemos su versión) y otros miembros de AATIP. Entonces, insisto, los vídeos no son ni han sido nunca secretos. Cualquier ciudadano los podría haber solicitado y obtenido.

-Gimbal

Comenzamos por el vídeo gimbal, probablemente el más interesante de los tres. Aquí lo tenemos en el canal de youtube de To The Stars, que fue quien primero lo publicó:


Lo primero que se nos muestra es un texto añadido por To The Stars con una explicación que conviene matizar porque puede dejar impresiones equivocadas en el espectador. Por ejemplo, habla de "declassification review process", lo cual puede ser interpretado por el espectador casual como que se trata de un vídeo que en algún momento era "clasificado". Esto no es así. Como hemos explicado antes (y queda patente en la documentación que se publica en las referencias), simplemente fue requerido mediante una solicitud de FoIA que fue aceptada. Luego se nos dice que tienen documentación de cadena de custodia que garantiza su autenticidad. Esto no es cierto o, cuando menos, To The Stars no ha mostrado todavía esta documentación durante estos casi dos años. En algunos foros de internet se especula con que quizás ellos se refieren a documentación relativa a la solicitud del vídeo al Departamento de Defensa pero eso no es lo mismo y no garantiza nada sobre la autenticidad del material que estamos viendo. Eso sí, son palabas que suenan muy impactantes y misteriosas. De todas formas, aquí no vamos a cuestionar la autenticidad del vídeo así que la discusión sobre la cadena de custodia es irrelevante. Realmente no es necesario ya que, como veremos, todo lo que se ve es perfectamente explicable. Uno pensaría que, puestos a manipular un vídeo, habrían hecho algo más "sobrenatural". Finalmente, las últimas frases son un nuevo apelativo a la falacia de autoridad ("pilotos muy experimentados y expertos en sistemas de armamento"). Eso no es obvio, no se sabe quién es este piloto ni si era experimentado o no (y sí, incluso el más Top Gun de todos los pilotos, en algún momento tuvo que ser inexperto o aprendiz). Por tanto, se trata de una afirmación gratuita, no fundamentada, que tiene como único propósito condicionar la credulidad del espectador. Nosotros, tirando de rigor científico y siguiendo las reglas que acordamos en la introducción, nos ceñiremos a lo que se ve en las imágenes. A ver si somos capaces de entenderlas.

El resto del vídeo son 40 segundos de ver una mancha ovalada atravesada por una delgada línea recta que parece rotar cerca del final ¿Qué puede ser esa extraña mancha? Elizondo le había dicho a Helene Cooper, la corresponsal del N.Y. Times, que el objeto parece tener un ¡"campo de fuerza"![19]. Como suele pasar, la realidad es mucho más mundana. Las cámaras a las que estamos acostumbrados producen imágenes muy similares a lo que ve el ojo humano. No ocurre lo mismo con las cámaras infrarrojas. Salvo que uno esté habituado a trabajar con estas cámaras, es difícil entender lo que estamos viendo. Se da la casualidad que durante una época de mi vida tuve que trabajar bastante con detectores infrarrojos[20], incluyendo una FLIR[21], así que conozco un poco estos detectores y entiendo que el hecho de que veamos una mancha ovalada no quiere decir en absoluto que tengamos delante un objeto de forma ovalada. Claramente, lo que se ve en el vídeo es una fuente de calor intensa que satura el detector (por eso no se aprecia estructura dentro de la mancha). Cuando estos detectores saturan, es habitual que se produzca un efecto de "derrame" de los electrones dando lugar a líneas rectas a lo largo de la dirección x o y del chip. Por tanto, la mancha ovalada con una línea en medio probablemente no sea más que una fuente de calor tan intensa que satura el detector. ¿Algo así como los gases de escape de un avión a reacción? Lo primero que me pregunté es qué pinta tendría un avión visto desde detrás con estos detectores. La búsqueda me llevó rápidamente a un foro de discusión en internet muy recomendable llamando Metabunk[22]. Ahí pude encontrar, entre otras muchas cosas, las imágenes que buscaba. Este es el aspecto de un avión en marcha, visto desde detrás por una cámara infrarroja.
engine flares banked closeup overlay.
Imagen de www.metabunk.org

A la izquierda vemos una mancha, similar a la del vídeo gimbal. A la derecha vemos el avión de cuatro motores que produce esa mancha. La cámara nos está mostrando el resplandor infrarrojo producido por los gases a alta temperatura que son expulsados por las toberas del avión.

Este es otro ejemplo aún más ilustrativo donde ahora vemos también la linea producida por el efecto de saturación y "derrame" mencionado antes
20171217-130444-9b7q9.
Imagen de www.metabunk.org
En esta imagen de arriba es de día y podemos ver una combinación de luz visible, que muestra el avión y la pista, y luz infrarroja, que muestra los gases del avión, el resplandor infrarrojo de las toberas y la línea, que es un artefacto espúreo de la cámara. Si fuera de noche, como en el vídeo gimbal, no habría luz visible y solo veríamos la parte infrarroja, o sea, lo que aparece negro en esta imagen. Sería algo muy similar a lo que se ve en el vídeo gimbal.

De acuerdo, podemos explicar la mancha ovalada y la línea que la atraviesa pero... ¿por qué rota tan rápidamente al final? ¿No es inexplicable esa rotación? ¿No constituye, como sostienen los creyentes, una maniobra aeronáutica imposible para nuestra tecnología? Y si es un artefacto de la cámara, ¿cómo es que rota? ¿No hemos dicho que sigue la dirección horizontal o vertical del chip detector? Pues sí. Y la explicación está en el propio nombre del vídeo, que es una ironía deliciosa. Resulta que gimbal es el nombre en inglés del soporte en el que se montan estas cámaras, que tiene capacidad de movimiento para estabilizar la imagen y seguir al objetivo. Cuando estás volando en un avión supersónico y quieres tomar imagen de alta precisión y con un zoom muy potente, necesitas estabilizar la imagen. La cámara va montada en un brazo que hace su propio seguimiento. Es importante entender que la imagen que estamos viendo no es hacia adelante. La cámara está mirando hacia la izquierda del avión y se va moviendo para compensar el movimiento relativo entre el avión y el objetivo. Si nos fijamos bien, la rotación más fuerte y que parece sorprender al piloto, es la que ocurre en el minuto 1:40, que justamente coincide con movimientos de la cámara, como se puede apreciar en el horizonte. Es decir, parece que la rotación de la línea está asociada con una rotación de la cámara. De nuevo, en Metabunk hay ejemplos muy ilustrativos. Este próximo vídeo deja claro que no hay nada misterioso en el vídeo gimbal. En realidad, es justo lo que esperarías si estás observando un avión a propulsión en la oscuridad de la noche desde lejos con una cámara infrarroja montada en un gimbal con sistema de seguimiento:


Si les interesa este tema, no dejen de leer el foro de Metabunk donde hay un análisis muy detallado incluso de la trayectoria relativa de ambos aviones[23]


-Nimitz

Este es un vídeo de 2004, es decir, es anterior al programa AATIP. Imagino que si tienen que recurrir a publicitar este vídeo antiguo debe ser porque no fueron capaces de obtener nada más convincente durante el programa. Este es un vídeo en el que un objeto no identificado ejecuta, supuestamente, una maniobra en la que repentinamente acelera hacia la izquierda con una brusquedad que podría destrozar a un ser humano y sale despedido a velocidad imposible (en palabras del piloto "como una bala"), todo ello sin mostrar ni rastro de propulsión.



El objeto parece tener una forma vagamente oval, aunque se ve muy borroso tanto en la cámara infrarroja como en la visible. Lamentablemente la definición es muy pobre y la imagen es de peor calidad que en el anterior (la tecnología es más antigua y es de peor definición). Nótese también el anillo de ruido y viñeteo en torno a la imagen. Además, no existen referencias visuales así que es difícil saber si es el objeto en sí el que es difuso o se trata de, por ejemplo, un desenfoque de la cámara. A lo largo del vídeo, el operador cambia varias veces de cámara entre visible e infrarroja (se indica con la etiqueta TV o IR en la parte superior central) y también cambia frecuentemente el factor de zoom entre 1 y 2 (lo podemos ver en el lado de la izquierdo, hacia arriba).

En mi opinión (aunque no puedo demostrarlo), la cámara no está bien enfocada. Es difícil estar seguro porque no se ve ningún otro objeto en las imágenes, no hay tierra, mar, ni siquiera nubes. Sin embargo, lo que sí podemos apreciar son una especie de burbujas que se ven tanto en la imagen de luz visible como en la infrarroja. He intentado señalarlas añadiendo estos círculos amarillos en algunos pantallazos pero se aprecian mejor en el vídeo al ser patrones fijos superpuestos al movimiento. Por ejemplo, en el minuto 1:24:



Este tipo de defectos suelen ser debidos a suciedad o a gotas en la cámara. Normalmente no deberíamos verlos porque estamos enfocando al infinito (o casi) y cualquier suciedad sobre la lente estaría tan desenfocada que no se apreciaría en la imagen. El hecho de que veamos estos defectos sugiere que no estamos enfocando al infinito sino mucho más cerca. Las burbujas aparecen no solo en la imagen infrarroja sino también en la cámara visible. Aquí las vemos en el minuto 1:34

En el minuto 2:04 la cámara rota sobre sí misma. Este es un momento interesante y nos aporta otro dato. Al rotar la cámara en el gimbal, las burbujas permanecen en el mismo sitio. Vemos que el cielo gira alrededor del centro de la imagen pero los círculos se mantienen fijos en la misma posición, como vemos en estas imágenes en 2:04. Este dato, junto con el hecho de que las burbujas se ven en ambos detectores, sugieren que la suciedad estaría en la lente de la cámara.


En cualquier caso, tampoco es muy importante el enfoque de la cámara. El efecto realmente dramático que se persigue transmitir con este vídeo es la aceleración que da el objeto al final, supuestamente lanzándose hacia la izquierda a una velocidad increíble. Esta es la apariencia que da pero, obviamente, al faltar referencias de comparación no se puede saber si el objeto se ha movido o simplemente la cámara ha perdido el seguimiento sobre él. Por ejemplo, en 2:04 se produce un movimiento aparente pero ahí está claro que es la cámara la que está rotando (se observa que el cielo gira alrededor). En ese momento se pierde momentáneamente el seguimiento pero lo recupera en seguida. Aunque no lo apreciamos en el vídeo, el objeto se va moviendo todo el tiempo hacia la izquierda, desde el principio del vídeo, pero la cámara lo va siguiendo y por eso siempre está centrado en la imagen. Para ver que se está moviendo nos fijamos en el indicador de orientación (azimuth) de la cámara, que aparece arriba al centro, justo debajo de la etiqueta IR o TV. Comienza marcando 4 R (4 grados a la derecha). Poco a poco al principio pero más rápido después, ese indicador va disminuyendo hasta 1 R, después a 0, luego 1 L y así hasta 8 L al final. En ese momento la cámara ya deja de seguirlo. Curiosamente en todo este tiempo el avión no está siguiendo al objeto sino que vuela recto hacia adelante. Nótese el indicador de horizonte en el centro de la imagen que está perfectamente centrado y nivelado. Mientras tanto el objeto pasa de estar ligeramente a su derecha, a irse yendo gradualmente hacia su izquierda.

El paso de 7 L a 8 L ocurre en este vídeo entre el minuto 2:23 y el 2:27 aproximadamente. Es decir, se ha movido un grado en 4 segundos, lo que implica una velocidad angular de unos 0.25 grados por segundo. Luego, la cámara pierde seguimiento en 2:28 y el objeto se mueve hasta el borde izquierdo de la pantalla en aproximadamente un segundo. Teniendo en cuenta que el sistema está en modo NAR (campo de visión estrecho, que corresponde a un campo de 1.5 grados, o 0.75 desde el centro al borde) y el factor de zoom en 2 (ambos datos se pueden ver en el display), eso implica que el objeto se ha movido 0.37 grados en un segundo. Este número no es tan diferente de los 0.25 grados por segundo a los que se movía antes. Es decir, la velocidad con la que se sale del campo de visión no es muy diferente de la que llevaba antes, mientras la cámara lo iba siguiendo. Dentro del error experimental de esta estimación tan grosera que acabo de hacer, es incluso posible que no haya variado de velocidad en absoluto sino que simplemente la cámara hubiera perdido el seguimiento. Me tomé la molestia de ver cómo se movía el objeto a lo largo del vídeo, mientras la cámara lo iba siguiendo. Podemos verlo en esta gráfica que muestra cómo ha ido variando la posición en función del tiempo. Azimuth 0 significa justo delante, números negativos son grados hacia la izquierda. Los datos los he sacado del vídeo de forma cruda pero se aprecia claramente que el objeto se está moviendo de forma gradual hacia la izquierda a velocidad angular constante, dentro de la precisión de los datos. Las líneas anaranjadas por encima y por debajo de la azul marcan una estimación del margen de error. El momento en que se sale de la cámara y parece "moverse a toda velocidad y salir disparado como una bala" es el último segmento, representado en color anaranjado. Como se ve, no hay gran diferencia en el movimiento real del objeto, no hay ningún movimiento brusco a la izquierda, ninguna aceleración sobrehumana. Solo el efecto de que la cámara deja de seguirlo.

De nuevo vemos que, habiendo información suficiente, es muy sencillo desmontar la idea de que el objeto ejecuta movimientos súbitos inexplicables para la aeronáutica. También vemos por qué los testimonios no son relevantes. A menudo las apariencias son engañosas, sobre todo en ausencia de referencias.

-Go Fast

Este es quizás el más espectacular de los tres, aunque también el más sencillo de explicar. Se trata de un objeto desconocido volando a una altura más baja que el avión y moviéndose a una velocidad increíble sin mostrar signos de propulsión. De nuevo, vemos el vídeo publicado por To The Stars:




No tiene mucha historia. La cámara consigue fijar el objetivo y lo va siguiendo a medida que este se desplaza sobre el mar. La explicación es simple y resultará familiar para cualquiera que alguna vez haya hecho fotografía de objetos en movimiento usando teleobjetivos. Estamos viendo un efecto llamado paralaje. De nuevo se trata de un caso de apariencias, de una velocidad aparente causada por la combinación del seguimiento de la cámara y velocidad del avión. El objeto que estamos viendo podría ser cualquier cosa, podría ser un pájaro grande volando despacio y el movimiento mucho más rápido del avión nos daría la impresión de que es el pájaro el que se mueve a esa velocidad. De hecho, dependiendo de la altitud y la geometría de observación, el objeto podría no estarse moviendo en absoluto.

[Actualización 2: 23-9-2019] Por suerte tenemos suficiente información en los números que aparecen en el display para entender lo que está ocurriendo. Uno de los más importantes es el indicador de distancia. Aparece con la etiqueta RNG (Range) en cuanto la cámara fija el objetivo, aproximadamente en el minuto 1:33 y vemos que este indicador marca unas 4 millas náuticas. A la izquierda, el indicador de elevación de la cámara nos marca -29. O sea, la cámara está apuntando hacia abajo, 29 grados por debajo del horizonte. Pura trigonometría elemental nos indica que el objeto se encuentra a 4*sin(29) millas por debajo del avión. Puesto que el avión está volando a 25,000 pies (indicado abajo a la derecha), la altitud del objeto debe ser unos 4028 metros sobre el nivel del mar. Este cálculo se puede repetir para diferentes momentos del vídeo y vemos que la altitud del objeto se mantiene prácticamente constante. En el documental de History Channel, titulado "Unidentified", Luis Elizondo y sus acompañantes comentan el vídeo afirmando que el objeto está moviéndose a ras del mar y "a toda leche" (hauling ass). Esta afirmación se hace sin dar ningún argumento ni explicar de dónde sacan esta conclusión. Pero las personas que lo dicen son militares expertos y hablan con voz muy grave, lo que confiere bastante autoridad. Luego se tiran todavía más a la piscina y afirman, sin ruborizarse lo más mínimo, que el objeto se mueve a dos tercios de la velocidad del sonido, de nuevo sin apoyarlo en ningún dato o argumento objetivo. Acabamos de ver que, al menos la primera parte es falsa. Veamos la segunda.

Antes de que la cámara consiga fijar el objetivo podemos ver el objeto moverse a través del campo de visión, en 1:28.

Estos dos fotogramas están tomados en el momento en que el objeto entra en el campo de visión por el borde derecho y cuando llega hasta el centro. Corresponden a los instantes 1:28.13 y 1:29.34. Es decir, hay un lapso de 1.21 segundos. Vemos en la parte superior izquierda que el zoom está en 1 (sin aumentos) y el sistema se encuentra en modo NAR que, como explicamos arriba, es modo de campo de visión estrecho. En este modo el campo de visión es de 1.5 por 1.5 grados. Esto significa que el objeto ha recorrido la mitad (0.75 grados) en 1.21 segundos. Como se mueve en diagonal, aproximadamente a 45 grados de los ejes, podemos decir que su velocidad angular es w=0.75/cos(45)/1.21=0.876 grados por segundo. Teniendo en cuenta que en este momento se encuentra a 4.4 millas náuticas (es el valor que marca el indicador en el instante siguiente, en cuanto la cámara consigue fijar el objetivo), podemos convertir la velocidad angular a lineal con la simple fórmula v=4.4*sin(w)=446 km/h. Esta es la velocidad a la que el objeto parece moverse visto desde el avión. Ahora bien, sabemos que el avión se está moviendo. Para obtener la velocidad real del objeto respecto al suelo tenemos que restarle la velocidad del avión. Consideremos el siguiente diagrama, que nos muestra el sistema visto desde arriba.

Los números del diagrama se obtienen de la siguiente manera: En la parte superior del display, justo debajo del indicador IR aparece el azimuth de la cámara. Esto nos dice que la cámara está mirando a unos 35 grados a la izquierda del avión (35 L). La velocidad del avión aparece en la esquina inferior izquierda, 252 nudos de velocidad del aire calibrada. Esta velocidad hay que corregirla por la altitud (la presión del aire es diferente según se considere en superficie o en altitud, lo que hace que el sensor de velocidad del aire de valores diferentes). La corrección es estándar y se puede encontrar en cualquier conversor por internet. Para 25,000 pies, la velocidad real sería de 366 nudos, o 678 km/h.  En este análisis solo nos concierne el movimiento transversal porque en la forma en que estamos midiendo la velocidad del objeto, viendo cómo se mueve a través del campo de visión, no somos sensibles a la componente longitudinal. Aun así nos vale porque no parece que el objeto se esté moviendo directamente hacia el avión. Por trigonometría elemental, la componente del movimiento del avión en la dirección transversal es de 389 km/h, que es muy parecida a la velocidad de 446 km/h medida para el objeto desde el avión. Si hubieran sido iguales, querría decir que el objeto no se está moviendo en absoluto, sino que la velocidad que percibimos medida desde el avión sería la debida precisamente a que el avión se está moviendo. Puesto que hay una diferencia, esa es la velocidad del objeto, 446-389=57 km/h. Desde luego no es "echando leches" ni mucho menos dos tercios de la velocidad del sonido. En definitiva, por muy militares y mucha voz grave que pongan, la información que da Unidentified es falsa. Ni está volando a ras de mar ni se mueve a altas velocidades. Este análisis es muy sencillo y nos da unos parámetros básicos. En Metabunk, Mick West hace un estudio más profundo y detallado, considerando la trayectoria del avión en detalle, y llega a conclusiones muy similares. Según su procedimiento el objeto está a 4,000 metros de altitud y se mueve a una velocidad entre 20 y 40 nudos. Este rango vendría a ser 37 y 74 km/h, que está de acuerdo con mis 57. Este episodio nos deja una vez más la moraleja de qué hay que hacer con los testimonios y las fuentes de autoridad, por muy militares o expertos en aeronáutica que sean.
[Fin de la actualización]

En este vídeo, Mick West explica sus cálculos[24], llegando a determinar la trayectoria, velocidad y altitud del objeto. Todo el análisis está muy bien explicado en el vídeo. No hace falta "creer su palabra". Uno puede seguir el razonamiento y buscarle fallos. Es reproducible. Es científico. Aquí está el vídeo de Mick:

¿Se han fijado en cómo en este vídeo Mick combina las imágenes del programa de History Channel (por cierto, este es el programa de Luis Elizondo, al que podemos ver en las imágenes) con sus propias explicaciones? ¿Se han dado cuenta del contraste entre el audio del History Channel, con esa ominosa música de fondo y el tono severo de los participantes, con la voz tranquila con la que Mick explica las cosas, sin estridencias, sin músicas, sin aditivos? Aprovecho para dejarles una recomendación. Se habrán dado cuenta de que es habitual en los programas llamados "de misterio" usar este tipo de narrativa acompañada de una banda sonora cargada de acordes disonantes, tensos. Con esto se nos induce una cierta predisposición psicológica respecto a lo que se nos está contando. Es lo mismo que se hace en el cine, donde la banda sonora se usa para guiar nuestras emociones según se va desarrollando la historia. O en la publicidad, también para influir subliminalmente sobre nuestro estado anímico. ¿Recuerdan cuándo fue la última vez que vieron un anuncio sin música? Pues bien, mi recomendación es que desconfíen siempre que alguien les hable con una música de fondo.

Conclusión

Después de analizar en cierta profundidad un caso ufológico paradigmático de "gran fiabilidad", no aparece ningún indicio de que haya nada inexplicable. El caso involucra fuentes de autoridad: militares, pilotos, políticos, magnates, periodismo de investigación, el New York Times, documentos desclasificados... todos los elementos de un buen Expediente X. Sin embargo, a poco que profundizamos un poco vemos que es todo completamente insustancial. La única prueba objetivable son los vídeos, que generaron gran impacto mediático y social, pero hemos visto que esos vídeos no muestran nada realmente extraordinario. Es más, son todos perfectamente explicables. Podrían no serlo, ojo. Algún día podrá aparecer algún vídeo que no sepamos explicar. Eso no significará que sean naves alienígenas ni que no haya explicación normal. Pero ni siquiera es el caso. Por supuesto, también pudiera ser que yo me haya equivocado en algo de lo que he expuesto aquí. Pero todo lo que he explicado es 100% verificable o reproducible. Si alguien encuentra algún error, agradeceré que me lo haga saber.

Deberíamos dejar de dar tanta importancia a los testimonios. La ufología considera a los pilotos como figuras de autoridad pero estos de los que ha informado el N.Y. Times ni siquiera han sido tenidos muy en cuenta por sus superiores, como demuestra el hecho de que el AATIP no solo se cancelara sino que incluso se desclasificara. El propio Donald Trump, tras reunirse con los pilotos para escucharlos adoptaba un tono tibio. "Bueno, me parece bien que crean lo que consideren oportuno. [...] ¿Creo yo que han visto OVNIs? Bueno, no mucho"[25]. Entre líneas se puede leer que no quiere hablar mal de sus pilotos pero tampoco les da credibilidad. Como bien apunta Jason Colavito, "un cierto porcentaje de los militares y cargos gubernamentales son cristianos evangélicos que creen firmemente que llegará el Día del Arrebatamiento"[26], un día en que supuestamente resucitarán los muertos, "y no por eso tenemos los demás que creer lo mismo". Tampoco tenemos que asumir que son infalibles. Recordemos que hay muchísimos y, basta con que alguno diga que ha visto alguna cosa un poco rara, para que aparezca la historia en todos los medios, más o menos fielmente reproducida (seguramente más menos que más), y algunos nos veamos presionados a andar analizando qué demonios fue lo que se supone que vieron.

Es curioso que la ufología considere toda esta historia que acabo de describir como favorable a su causa. Yo lo veo completamente al revés. En mi opinión, lo que hay aquí es una situación en la que el ejército de EEUU puso 22 millones de dólares y la fuerza aérea del país durante cinco años al servicio de un flipado que quería buscar OVNIs y poltergeists, que cree en las abducciones, las mutilaciones de ganado y los portales interdimensionales de Utah. Y después de todo ese esfuerzo no encontraron nada relevante. Otra vez. Eso sí, algunos están ahora forrándose en To The Stars y en el History Channel. No me parece ninguna tontería que el ejército de un país quiera investigar posibles fenómenos extraños. Del mismo modo tampoco me parece ninguna tontería que a día de hoy hayan puesto un protocolo para que los militares puedan informar a sus superiores cuando vean algo que no entienden. Si algún día descubren algo extraordinario, genial. Pero a día de hoy no hay nada de nada que pase el más mínimo escrutinio científico. Por cierto, no escuché a nadie decir nada cuando la real fuerza aérea británica (la Royal Air Force) hizo un ejercicio similar que finalizó en 2009 con la contundente conclusión de que "en más de 50 años ningún avistamiento OVNI del que se nos haya informado ha revelado nunca nada que sugiera una presencia extraterrestre o una amenaza militar al Reino Unido", o que "investigaciones de OVNIs, incluso de las fuentes más fiables, no sirven para nada útil sino para distraer a los especialistas de defensa aérea de sus tareas principales"[27]. También son pilotos y militares pero parece que a estos no se les confiere autoridad


Luego está el tema de las conspiraciones, que suele ir muy ligado a estas historias. ¿Y si el Pentágono está ocultándolo todo? ¿Y si tienen naves capturadas desde Roswell (¡de eso hace ya 70 años!)? Como decía Abraham Lincoln, puedes engañar a poca gente mucho tiempo o a mucha gente poco tiempo, pero no puedes engañar a mucha gente mucho tiempo. Las cosas al final se acaban sabiendo. Lo interesante de los conspiranoicos es que creen que estos oscuros poderes (NASA, Pentágono, los medios "oficiales", etc) nos engañan todo el tiempo pero sin embargo, en cuanto estos poderes sacan algo que a ellos les vale, entonces sí son creíbles, son fuentes de autoridad. Nada más suculento que algo "desclasificado". Ahora de repente el Pentágono es creíble porque saca vídeos de OVNIs, los pilotos son creíbles porque hablan de encuentros extraños. Pero si he conseguido convencer a alguien de que estos vídeos no contienen nada extraordinario, entonces dirá que justamente han sacado estos vídeos para engañarnos pero se guardan "los buenos" en secreto. A mí personalmente me resulta ridículamente poco creíble este supuesto devaneo de que ahora te enseño un poco pero no todo, ahora te enseño otro poco pero escondo el resto... La única situación en la vida real donde se hace esto es en el juego erótico. Y precisamente con el mismo objetivo: mantener el misterio todo lo que se pueda.

En mi opinión, la evidencia más clara de que los avistamientos OVNI no tienen detrás ninguna base real la expresó de forma brillante Randall Munroe en su genial viñeta online xkcd[28]:
Settled
Porcentaje de la población de EEUU que lleva encima una cámara a todas partes, donde quiera que van, cada minuto de sus vidas
Si hubiera alguna base real en el fenómeno de avistamientos OVNI, entonces sería de esperar un aumento exponencial desde 2004 en el número de imágenes y vídeos. Sin embargo, no solo no ha sido así sino que más bien el interés en los OVNI ha ido decreciendo con el tiempo, como muestra esta gráfica que acabo de sacar de Google trends:
Búsquedas de la palabra UFO en todo el mundo
Se podría argumentar que toda esa gran cantidad de avistamientos son el ruido, que efectivamente ha disminuido con el tiempo a pesar de que ahora todo el mundo lleva una cámara encima, y que los casos realmente relevantes son unos pocos. Pero entonces ya no cabría usar el argumento clásico de la ufología de "algo debe haber cuando tanta gente ve cosas". Es decir, se perdería la justificación de que hay que investigarlo porque es un fenómeno de masas. 

Quiero concluir reiterando que no tengo intención de ir investigando cada caso que alguien me ponga, por muy raro que le parezca la situación. La carga de la prueba debe recaer en quien afirma cosas extraordinarias. Si algún día encuentras evidencias objetivas de algún fenómeno extraordinario, de que nos visitan seres extraterrestres, lo creeré. Lo prometo. 


Referencias: He guardado instantáneas de todas las páginas enlazadas en las referencias de este documento, con el fin de que su contenido actual pueda estar disponible aunque dichas páginas cambien o desaparezcan en un futuro


Actualización 1: 18-Sept-2019

Estos días está teniendo mucho impacto mediático una noticia según la cual el Pentágono reconoce que los vídeos "son reales"[29] (aquí no lo hemos dudado), que hay fenómenos "inexplicables" o que los militares "no querían que se publicaran"[30]. Como siempre, si uno se queda con estas informaciones y no rasca un poco para llegar a la fuente original y entender cuál es la noticia, se puede quedar con una impresión equivocada. Podría parecer que por fin los militares admiten que nos visitan naves extraterrestres y que lo han estado manteniendo en secreto. Pero de ser así ¿qué sentido tendría ahora "reconocerlo" o levantar toda la tapadera? ¿Se les ha ablandado el corazón de repente? Vamos a ver qué es realmente lo que ha pasado y para ello tenemos que ir a la fuente de la noticia. 

La web Black Vault, de la que hablamos anteriormente, publicó dos nuevas entradas muy interesantes los días 10 y 11 de Septiembre, ambas firmadas por John Greenwald Jr, el mismo autor de las que citamos anteriormente. En la primera entrada[31] se citan declaraciones de Joseph Gradisher, portavoz de la Subjefatura de Operaciones Navales para Información de Combate, en las que afirma que los objetos presentados en los vídeos son lo que la Marina llama UAPs (Unidentified Aerial Phenomena, o "fenómenos aéreos no identificados"). Al preguntar por qué se les llama así y no OVNIs, como toda la vida, Gradisher explica que el término UAP es el que se usa para designar observaciones de aviones u objetos no identificados o no autorizados que se encuentren en el espacio aéreo restringido para uso militar". Esta es la información de la que se saca el titular de que los vídeos son reales. Una mala traducción de UAP al español en algunos artículos sustituye "no identificados" por "inexplicables", lo cual es un error mayúsculo que genera enorme confusión.

A continuación, en esta entrada se cita a Gradisher diciendo que nunca se autorizó la difusión de estos vídeos para el público general. Aquí la Marina confirma la versión del Pentágono cuyo portavoz, Susan Gough, ya había dicho meses antes que los vídeos no habían sido aprobados por el Departamento de Estado para su difusión pública. Los vídeos no eran secretos, no tenían el sello de "clasificados". Sin embargo, un vídeo no clasificado puede contener información que se considere sensible en forma de cabeceras de los ficheros, números de matrícula, voces o caras de personas, etc. Para solicitar la difusión pública de un material, se necesita pasar un proceso que garantice que no contiene información sensible. Este proceso lo lleva a cabo la Oficina de Defensa de Prepubliación y Revisión de Seguridad. Por tanto, la afirmación de To The Stars, que aparece al principio de los vídeos, de que han sido liberados para su difusión pública es incorrecta o falaz. Black Vault había publicado anteriormente (el 16 de Agosto de 2019) una serie de emails que había obtenido mediante una solicitud de Freedom of Information Act en la cual Luis Elizondo solicitaba permiso para usar los vídeos. En esta conversación, Elizondo defendía que, por razones de seguridad de tráfico aéreo, se necesitaba crear una base de datos de "vehículos aéreos no triuplados (globos, drones, etc)" y que "nuestro propósito colectivo es establecer eventualmente una base de datos de objetos "no clasificados" que sea accesible para los socios, como la Agencia de Inteligencia Militar, la Marina, las empresas con contratos de defensa e incluso las autoridades locales, estatales y tribales...". Los mails demuestran que a Elizondo se le dio permiso para usar los vídeos con la restricción "U.S. Government Use Only" (que significa que solo puede ser usado por personal del gobierno).

En definitiva, Elizondo mintió al decir para qué pretendía usar los vídeos (o, cuando menos, los publicó luego sin autorización) y To The Stars miente al decir que han sido liberados para distribución pública. La Marina dice que los vídeos no son secretos pero que aun así hay que pasar una revisión específica antes de ser aprobados para difusión pública. ¿Es algo de esto relevante para la discusión de si lo que vemos en los vídeos son naves extraterrestres? Yo creo que no, que esto solo es interesante para quien tenga interés en el funcionamiento de la burocracia militar.

La segunda de estas entradas publicada por Black Vault es la del día 11 de Septiembre[32], en la que Gradisher da algunos datos (muy pocos) para contextualizar estos vídeos en sus coordenadas espaciales y temporales. El primer vídeo, que aquí llamamos Nimitz, fue grabado cerca de la costa de San Diego el 14 de Noviembre de 2004 (esto ya era conocido), es decir, es bastante anterior al programa AATIP, como hicimos notar anteriormente. Los otros dos vídeos, gimbal y go fast fueron grabados el mismo día, el 21 de Enero de 2015. Posiblemente se trate del mismo evento. Gradisher no quiso dar la localización de este vídeo pero, basándose en los archivos de los barcos, se piensa que probablemente fue a unas 100 millas al este de la costa de Georgia y a una latitud intermedia a lo largo de la línea costera.

Dado que la denominación UAP sugiere que se trata de objetos no identificados (y el portavoz Gradisher hizo énfasis en estas palabras "no identificados"), hay quien especula con que podría tratarse de pruebas secretas de otras ramas del ejército (por ejemplo la Fuerza Aérea, la USAF, recordemos que hay aviones de combate adscritos a la Marina y otros a la Fuerza Aérea) dado que, como hemos visto, no hay maniobras aeronáuticas imposibles ni inexplicables. En cualquier caso, la conclusión es que, como siempre con estos temas, se hace mucho ruido con historias que realmente no tienen nada de extraordinario, sembrando la duda en el lector o telespectador casual que no profundiza en las noticias y acude a las fuentes originales.



Actualización 2: 23-Sept-2019

Además de las declaraciones de la actualización 1, el portavoz Gradisher ha dicho más cosas[33] que para mi gran sorpresa (bueno, no tanta), no están teniendo la misma repercusión que las anteriroes en los medios de comunicación. En primer lugar dice que la terminología UAP se introduce para referirse a "objetos o aviones no identificados o no autorizados que sean detectados en el espacio aéreo restringido para entrenamiento militar". Es decir, que cuando la Marina dice que los vídeos de UAP son reales, podemos estar perfectamente hablando de aviones. Además, ni siquiera se trata necesariamente de casos "no identificados" sino que también podrían tratarse de aviones que estén totalmente identificados pero no autorizados a entrar en ese espacio aéreo.

También dice Gradisher que "la mayoría de los UAPs que graban se terminan demostrando que son objetos mundanos como drones-- no naves alienígenas". Pero quizás lo más interesante es la frase en la que afirma que cada vez se toman más en serio los UAPs porque en los últimos años "su frecuencia ha aumentado, desde la aparición de los drones y los quadcópteros". Gradisher está sorprendido por la gran repercusión que tuvieron sus palabras afirmando que los vídeos de UAPs eran reales y espera que por lo menos esto sirva para "enviar el mensaje de que este problema es muy serio".

Da la impresión de que el ejército está más preocupado por el aumento de tráfico humano (aviones privados, drones y dispositivos voladores no tripulados) y por sus incursiones en espacio aéreo restringido para uso militar que por naves alienígenas. Es curioso que ni en el vídeo Nimitz ni en el Go Fast se está persiguiendo al objeto misterioso. El avión va volando recto hacia adelante mientras la cámara tiene que ir girando para mantener al objeto centrado (véase el indicador de azimuth en la parte superior de la pantalla). Esto sugiere que los mandos de estos pilotos no parecen haber dado mayor importancia a estos objetos como para requerir una inspección más detallada.

En esta actualización he introducido un nuevo análisis sencillo del vídeo Go Fast



APÉNDICE

Respuesta a comentario sobre los OVNIs de Kenneth Arnold

Quisiera aprovechar que estoy escribiendo estas líneas para responder a una de las críticas expresadas en el episodio 53 de Universo de Misterios, donde Jose Rafael Gómez analiza nuestra conversación con Luis Alfonso Gámez en el episodio 210 de Coffee Break. No es la única discrepancia que mantenemos pero en este caso en particular me pareció que podía ser instructivo entrar más a fondo en la historia. Jose Rafael nos reprocha que se dijera durante la entrevista que los objetos que describe originalmente Kenneth Arnold no son redondos sino "en forma de boomerang". Según Jose Rafael (min 18:16 de Universo de Misterios, ep 53) no es cierto que Arnold describiera así los objetos en los días siguientes al avistamiento y que en la carta que envía al FBI se refiere a objetos completamente redondos. Voy a tener que discrepar amablemente. Empecemos por ver qué dice Arnold en esta famosa entrevista que concede justo al día siguiente (el 25 de Junio de 1947), entrevista que, por cierto, reproduce Jose Rafael en su podcast traducida al español:

En el minuto 2:25 de esta entrevista, después de haber dicho que al principio pensaba que eran gansos, dice que se dio cuenta con sorpresa de que no tenían cola. Es decir, lo que vio se parecía a un ganso sin cola. Obviamente no está describiendo un objeto circular. Si a un ganso le quitamos la cola nos quedan unas alas extendidas, algo parecido a un "boomerang" como dijo nuestro invitado.

En el minuto 2:50 dice Kenneth Arnold que los puede ver "cuando parecen inclinar sus alas". De nuevo, está claro que si tienen alas es que no son objetos circulares.

En el minuto 2:56 dice que son "como un plato de pastel pero cortado por la mitad con una especie de triángulo convexo por la parte de detrás". Entonces Arnold se está refiriendo a algo que es redondo por delante pero que está cortado como un triángulo convexo. Vale, esto es consistente con la existencia de alas. Sugiere algo parecido a un boomerang pero con la parte de delante redondeada. 

En 3:05 dice "pensé que quizás podrían ser aviones jet con las colas pintadas de verde o marrón o algo así". Un avión sin cola no parece un objeto redondo, pero sería consistente con la imagen de un objeto alado redondeado por la parte delantera. 

Posteriormente, Arnold mostraría este dibujo mucho más detallado (ver abajo) de uno de los objetos que vería. Creo que esta imagen explica por qué, según como se mire, uno puede referirse a él como "en forma de boomerang", como un "ganso sin cola" o por qué Arnold hablaba de "redondeado". ¡Ojo! Que el inglés "rounded" no significa necesariamente "redondo" sino que puede referirse a "de forma redondeada". Quizás de ahí venga la confusión. Este objeto no es redondo, no es la imagen convencional de platillo volante, que entiendo que es a lo que se refería Luis Alfonso en nuestra entrevista, pero sí se puede describir como redondeado. También es consistente con otras descripciones del propio Arnold como "en forma de media luna" o el plato de tarta cortado por detrás.
Kenneth Arnold, shown in 1966 with a drawing of a flying saucer, reportedly spent “many long hours of fruitless flying with a camera, trying and failing to find anything like his saucers again.”  (AP)
Imagen tomada de https://www.seattletimes.com/seattle-news/northwest/flying-saucers-became-a-thing-70-years-ago-saturday-with-sighting-near-mount-rainier/
También explicaría esta otra imagen, un tosco dibujo elaborado por el propio Arnold para su informe a las autoridades:
De Dr Fil de Wikipedia en inglés. Versiones posteriores subidas por Nima Baghaei a en.wikipedia. - Kenneth Arnold, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2909862
Aunque parezca muy diferente, lo que vemos es una frontal redondeada y una parte trasera cortada. En cualquier caso, no se trata de discos ni platillos. Esta discusión ilustra perfectamente la inutilidad de los testimonios. Dos personas diferentes podemos coger las mismas palabras de Kenneth Arnold e interpretar dos cosas completamente diferentes. Para llegar a la verdad lo que necesitamos son datos. Como decía William Deming, "sin datos, no eras más que alguien con una opinión". 



Comments

  1. Me he leído completa tú publicación. Y me he quedado con la visión de cómo otros fenómenos y creencias se explican y validan con base en el testimonio. Particularmente, movimientos religiosos surgidos en el siglo XIX, por un lado, y negocios de suplementos nutrimentales por el otro.

    ReplyDelete
  2. Gracias Hector por la paciencia y el esfuerzo.
    Te añado a favoritos y divulgar tu blog para próximas magufadas y falsos debates(supongo que pocos se leerán todo el post)
    Os espero el próximo jueves en Cofee break
    Gracias de nuevo

    ReplyDelete
  3. Me encantaría tener esa claridad para argumentar cuando necesito iluminar con un poco de ciencia a la gente promedio que se deja seducir por este tipo de cosas. Gracias por la dedicación.

    ReplyDelete
  4. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  5. Edit: Cuando dijiste que querías escribir un poco más que un tuit, no me imaginaba que casi casi nos escribiste un artículo tan amplío digno de una revista científica, no me quejo, al contrario Gracias por tanto.

    ReplyDelete
  6. Siempre es un placer escucharte Hector, te sigo desde el primer coffee break, ese que solamente escuche yo y 3 magufos más, y cada día estoy más convencido del acierto de ese descubrimiento. Muchas Gracias !!

    ReplyDelete
  7. Se puede decir más alto, pero no más claro. Gracias, Héctor, por tu paciencia.

    ReplyDelete
  8. Excelente trabajo de investigación y utilización de conocimientos a favor de la verdad. Felicidades por tan brillante estreno bloguero y gracias por el trabajo injusto e inmerecido que has puesto en él. Ya tengo casi ansia por leer lo próximo que publiques.

    ReplyDelete
  9. Gracias por tu tremendo esfuerzo, Héctor. Creo que en alguna ocasión dijiste que de niño eras un entusiasta de los OVNI. El tesón con el que en este superpost nos restriegas las legañas es un gran acto de generosidad y una estupenda muestra de lo hermosa que puede ser la fantasía cuando, en el momento necesario, se transforma en deseo de comprobar.

    ReplyDelete
  10. Le creo que nadie le paga, pero lo esta haciendo por la mayor razón de
    todas, salvar su cosmovisión, que de otra manera se derrumbaría. yo
    he estado ahí, por lo que se de lo que estoy hablando. Uno por razones
    psicológicas y existenciales haría cualquier cosa para mantener nuestra
    cosmovisión, Como usted bien sabe la única explicación científica y no
    definitiva seria, dado que sabemos que es la gravedad y como la naturaleza
    la genera, entonces estamos seguro que ningún ingenio lo puede generar
    pero como usted sabe, no sabemos como la naturaleza produce la gravedad.
    No conocemos su mecanismo, solo tenemos dos descripciones que además de
    producir muy buenas confirmadas predicciones, no pudieron predecir ni
    materia oscura, ni energía oscura.

    deberias analizar este video The Nimitz Encounters
    https://www.youtube.com/watch?v=PRgoisHRmUE


    En noviembre de 2004, a 90 millas de la costa de México, cerca de Baja,
    California, el grupo de ataque del portavion Nimitz estaba
    realizando un entrenamiento de rutina y ejercicios de defensa aérea
    cuando ocurrieron eventos inexplicables. Nadie podría haber predicho
    lo que pronto enfrentaría las naves de guerra y los aviones de combate
    más avanzados del mundo

    ReplyDelete
    Replies
    1. > deberias analizar este video The Nimitz Encounters
      > https://www.youtube.com/watch?v=PRgoisHRmUE

      ¿En serio??? Pero... ¿has leído _algo_ de lo que he escrito? XDD

      Delete
    2. Además se os ha pasado por alto que 24 años antes ese portaaviones hizo un viaje en el tiempo y a punto estuvo de liarla con los japoneses. Afortunadamente el capitán Yelland, hombre prudente y juicioso donde los haya (y con un asombroso parecido físico a Espartaco, todo hay que decirlo) actuó con sensatez y la cosa no pasó a mayores.

      Un saludo desde Madrid, Héctor. Un placer escucharte cada jueves.

      Delete
    3. ¿más avanzados del mundo? F-18 y F-16? Ya... En fin

      Delete
    4. La que has liado Hector, ya puedes montar UFO BREAK jajaja

      Delete
  11. Sobre el caso del Nimitz:

    https://badufos.blogspot.com/2019/05/its-tic-vs-tac-as-media-goes-into-frenzy.html

    https://badufos.blogspot.com/2019/06/to-stars-cable-tv-series-unidentified.html

    ReplyDelete
  12. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
    Replies
    1. He gastado la bateria del móvil y no he tenido tiempo de acabarlo.

      Delete
  13. Estimado Hèctor. Muchas gracias por tu artículo que he conseguido, casi, leerlo entero. :-) A ver, la búsqueda del conocimiento está contaminada por colectivos que quieren manipularla (creacionistas, ateos militantes, religiosos, políticos, ufólogos...) y, realmente, si bien el método científico es lo mejor que disponemos para mejorar nuestro conocimiento, también hace sus aguas y hay colectivos, que de forma no estructurada, a los que les chirría. No todas las hipótesis se pueden demostrar plenamente, no todo es falsable, ni se puede reproducir, ni repetir. Las evidencias son indicios con alto grado de probabilidad (con lo manipulable que es la estadística). El consenso científico y revisión por pares es controvertido porque puede que no sean imparciales. Encima, hay intereses políticos. Un científico que dude del cambio climático antropogénico o del darwinismo como única explicación a la evolución de las especies, que se olvide de recibir subvenciones y , además, se le condenará al ostracismo. En fin, lo que sabemos está apoyado en pies de barro y los medios de comunicación procientificos a veces dan por ciertas cosas que son teorías. Adicionalmente, podemos asumir que habrá cosas que puede que nunca entendamos porque nuestra mente no da para tanto (causas ultimas). Pensemos que en su momento el geocentrismo, terraplanismo o gravitación de newton eran plenamente válidas "salvo un pequeño error". No podemos matar toda hipótesis nueva por el hecho de no ser trillable por el método. Hasta el diseño inteligente lo veo sensato pero como identificador de inconsistencias aunque no son capaces de dar explicaciones. En definitiva LAS HIPÓTESIS NUEVAS AUNQUE SUENEN DESCABELLADAS, NO SON NECESARIAMENTE FALSAS. Pongo dos ejemplos finales. Imaginemos en tiempos que se creía en la tierra plana porque no se podían medir distancias largas. Alguien subido a una montaña diria que cree notar una cierta curvatura y eso explica que dios existe. Le dirían que eso son paparruchas y que el consenso científico demuestra con alto grado de probabilidad y el beneplácito del rey que la tierra es plana. Otro ejemplo, imaginemos un vehículo en el que voy de Madrid a Granada porque quiero ver a mi tía. Un observador exterior podría decir que se desplaza porque se mueven las ruedas. Un friki diría que hay algo más (no sabe lo que es, el motor) y que la explicación es que dios existe y lo que ninguno adivinaria remotamente es que, en otro plano, ese coche se desplaza porque quiero ver a mi tía. Un abrazo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Estimado Migueliyio

      Muy interesante lo que expones, estas personas se creen que su forma de
      hacer ciencia es la que es, aunque no sabe como la naturaleza produce la
      gravedad, ni saben que es la materia oscura y la energía oscura etc. y no
      entiende que su modo de hacer ciencia con su método científico incluido
      esta limitado por el mundo de las segundas causas y por su propia manera
      de hacer ciencia.

      Delete
  14. Está genial, pero lamento decirte que es una pérdida de tiempo. Los que creen estas cosas son justamento eso: creyentes. No se basan en pruebas, sino en emociones. Cada prueba que presentes en contra, por contundente que sea, la van a tomar como falsa y cada comentario infundado, por rocambolesco que sea, lo van a tomar como cierto. Es un fenómeno similar a lo que psicología llaman el sentimiento de pertenencia al grupo. Lo mejor, en mi humilde opinión, es obviarlos y no darles bola. ¡Un saludo y espero escucharte en el siguiente CB!

    ReplyDelete
  15. La gente no cree que nos estén visitando, la gente sabe que es así. Los ovnis son otra cosa, otra cosa que no se sabe lo que es, por eso se les llama ovnis; nada que ver con extraterrestres. Por cierto, no entiendo tanto revuelo por el artículo. Socas ha decidido escribirlo y la gente está en su derecho de criticarlo.

    ReplyDelete
  16. TIC TAC UFO : AN EXCLUSIVE INTERVIEW WITH THE PILOT WHO CHASED IT : PART 1

    https://www.youtube.com/watch?v=KUyGnFFilP0

    Jeremy Corbell
    Premiered Jun 1, 2019

    PARTE 1: Com. David Fravor es uno de los pilotos de caza con más experiencia en la historia de Estados Unidos. En 2004 se comprometió un ovni con su avión de combate. Este encuentro cercano se ha hecho conocido en todo el mundo como la serie de eventos OVNI "TAC TIC". El gobierno de los Estados Unidos ha confirmado la cuenta, con evidencia en video. Las naves no identificadas de origen e intención desconocidas están volando en nuestro espacio aéreo con impunidad. Nuestras armas y sistemas de rastreo más avanzados se vuelven impotentes contra ellos. No sabemos quién los construyó; No sabemos quién los opera. Eventos como este están aumentando a nivel mundial, y ahora se está contando al mundo. La presencia OVNI ya no está en el reino de la mitología. Ellos están aquí. VEA LA PARTE 2 AQUÍ: https://youtu.be/f7XJD_54aNk TIC TAC EVENTO DE OVNI ANTECEDENTES DE LA SERIE: Cmdr. Fravor es un rudo piloto de caza Top Gun, y en 2004, el Comandante en Jefe de VFA-41 / the Black Aces. El 14 de noviembre de ese año, The Nimitz Carrier Strike Group se estaba preparando para su despliegue en el Mar Arábigo. Alrededor de 100 millas S / W frente a la costa de San Diego, se estaban llevando a cabo exámenes rutinarios previos al despliegue. Tenía 70 grados con cielos despejados y una velocidad promedio de ..........

    ReplyDelete
  17. ¡Gran artículo!

    Me has recordado a esta película https://www.youtube.com/watch?v=b9YvFtGwheU :D

    Por cierto en la sección de comentarios de la noticia pone esto:

    "The comments section is closed. To submit a letter to the editor for publication, write to letters@nytimes.com."

    Podrías enviarle esta entrada.

    ReplyDelete
  18. Fabulosa publicación Héctor, no hay más ciego que el que no quiere ver, eso le pasa a toda esta gente , ni fantasmas,espíritus,vida más allá, extraterrestres ( no al menos los idealizados en todas sus versiones ,a cual más absurda, reptilianos.....) seguro que si existen pero cabe más probabilidad que sean tipo bacterias que no los folckloricos sobre ETs hablando, pero el Homo sapiens3 NO surgirá hasta que se despoje de todo tipo de religiones y de todo tipo de "Misterios"
    De este tipo ,que desde que se llevan investigando y con toda la tecnología que hoy en día tenemos, tenemos lo mismo que tenían al principio, ósea nada y como nada es perfecto tampoco la ciencia lo es , pero es la unica que presenta resultados y te permite contrastar, gracias una vez más a los científicos que nos demuestran las cosas y sobre creencias y testimonios como contaba el gran humorista Eugenio que un loco decía que era el rey porque se lo había dicho Dios y otro loco le contestaba Yo no te he dicho nada....

    ReplyDelete
  19. Gracias por esta explicación, creo que hacía falta. Gracias por el esfuerzo.

    ReplyDelete
  20. Gracias Héctor más claro, imposible.

    ReplyDelete
  21. Sería altamente interesante que estos pilotos tuvieran esta información detallada de la ciencia para saber cual sería sus impresiones. Decir desde un ordenador en tu casa qué es lo que ven los pilotos a 10.000 pies de altura es muy fácil... Con todo el respeto. Saludos.

    https://www.youtube.com/watch?v=KUyGnFFilP0

    ReplyDelete
    Replies
    1. Estas son las mismas personas que están muy seguras que hace aproximadamente
      15 mil millones de años nuestro universo fue generado de una explosión expansión
      sin realmente haberlo observarlo, pero al mismo tiempo, son las mismas personan
      que niegan lo que otras personas realmente si observan o graban. No hay manera de confundir un ovni con otra cosa que vuele a plena luz del día, ya que pueden moverse a velocidades hipersónicas y detenerse instantáneamente y mantenerse así por un largo tiempo, como si la gravedad del planeta no tuviera ningún efecto sobre estos, pueden salir o venir el espacio exterior y hasta sumergirse en las profundidades de nuestro mar, no tienen alas y no emiten ninguna combustión. En definitiva es la maquina perfecta, que cualquier piloto quisiera tener.

      Delete
  22. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  23. Es excelente que un científico como Héctor haya investigado y dado su visión sobre este caso ovni, estoy bastante de acuerdo sobre todo por los datos técnicos aportados. Son algunos casos concretos, quizás más conocidos pero esto no quiere decir que otros casos sean de la misma o parecida índole. Hay miles de casos en este planeta...cuando el río suena...

    ReplyDelete
  24. Hector, gracias por tu esfuerzo y tu claridad. Has estado brillante. Bueno, siempre lo estas. Un científico además de apasionado ha de ser profesional. Y admitir no sólo la validez del método empleado en cada momento, sino que la realidad es lo que es, y es tozuda. Y no es tan antropocéntricamente épica, ni tan tranquilizadoramente romántica ni tampoco tan sencillamente fabulosa como nos gustaria. El fenomeno UFO tiene mucho de esos tres adverbios que he mencionado. Lo cual, y muchas cosas más, vosotros nos mostrasteis con claridad meridiana en vuestro CB #210. Y eso, desde el máximo de los respetos, puede que haga "pupa". La profesionalidad del científico, y tú la tienes Héctor en grandes dosis, pasa por asumir que el mundo, el Universo y sus leyes, son frias y objetivas, aún incluso aburridas en algunos momentos. Pero es así. Y hay que tener el valor para decirlo. Valor que tú y la comunidad científica a la que perteneces, teneis. Y además, pese a esos atributos, y precisamente por ellos, el Universo y sus leyes, es bello y fascinante. Una obra de arte. Quienes divulgais, así nos lo mostrais con maestría. En ese diálogo entre opuestos (soy un hegeliano convencido) reside la grandeza de la ciencia. ¿Acaso no es bella una sonata de Chopin? ¿Acaso no son aburridos los 12 o 15 años de piano hasta lograr interpretarla con grandeza? El buscar y explicar un Universo mítico y épico, y el fenomeno OVNI es un modo de actuar así, no es más que un atajo. Gracias Hector a ti y a la comunidad de científicos por todo lo tangible e intangible (como Mozart, Chopin, Velázquez y otros muchos su que con su esfuerzo o con su ingenio natural...jaja) que a la sociedad nos dais. Gracias. Y Héctor por favor, no abandones el Blog. Creo que éramos muchas y muchos que lo estábamos esperando. Un abrazo, amigo. JasonControlX.

    ReplyDelete
  25. El reto de Jaime Maussan
    OVNIS Hipersónicos
    https://www.youtube.com/watch?v=p4vGyUy_zXw

    Mi estimados amigos, la realidad se impone y es mas
    importante que nuestras creencias, necesidades y teorias

    saludos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Contrariamente sí hay tecnología humana que alcanza decenas de veces la velocidad del sonido a pesar que repite lo contrario. Y luego el video da vergüenza ajena como todos, absolutamente todos los de maussan. Son descaradamente simples insectos pasando cerca del objetivo de la cámara normales y molientes en su mayoría tomados como objetos grandes más lejanos. Y encima salta a la vista para cualquiera. Molestarse con Maussan es... bue,,,

      Delete
  26. Apreciado cuantin, la nave que aparece en el video de Maussan no es una nave estelar pues estas sólo son visibles cuando su velocidad es cero o baja. A velocidades altas la magnetodinámica hace que no se pueda ver en el visible. Además, los avistamientos fechados después de Enero de 2011 no pertenecen a naves extraterrestres. Si lo tienes a bien, hecha un vistazo al segundo tuit de esta cuenta de Twitter: @jjrodrip ¡Saludos!

    ReplyDelete
  27. Los OVNIs del New York Times de 26 de mayo de 2019 y respuesta a Háctor Socas.
    (Existe una versión en audio de este comentario en UdM 055)

    Como algunos sabéis, en el episodio número 52 de Universo de Misterios (UdM) hice un comentario crítico expresando mis dudas acerca de que en el estupendo podcast Coffee Break (CB), fueran a hacerse eco de un artículo publicado en el New York Times (NYT) el 26 de mayo de este año 2019 sobre encuentros con objetos no identificados reportados por pilotos de la Armada estadounidense. Una versión de este artículo apareció impresa en 27 de mayo de 2019, en la página A 14 de la edición de Nueva York del periódico.
    Como tenía pensado dedicar un UdM a este asunto de los OVNIs del NYT y además se ha producido una reacción en Coffee Break a mi comentario, pues he pensado aunar en este episodio de UdM ambas cuestiones, utilizando la respuesta de Háctor Socas, director de Coffee Break para, a caballo de ella, ofrecer mi opinión sobre los OVNIs del artículo del NYT. Espero que a Héctor Socas no le importe esta manera de darle respuesta por mi parte.
    Lo primero que debo hacer es aclarar que mis consideraciones van a estar relacionadas con este preciso artículo del NYT.
    Como muchos también sabéis, Coffee Break no es un programa que trate habitualmente sobre OVNIs, ni sobre noticias del NYT, y yo no hubiera hecho ese comentario de no ser porque en un anterior episodio de CB, concretamente en el número 210, hicieron una extensa entrevista a alguien presentado como experto en OVNIs, una entrevista en la que, aportando datos inexactos, se ponía en duda la credibilidad del fenómeno OVNI en su conjunto.
    Pues bien, debo deciros que Héctor Socas, director de CB, ha tenido la amabilidad de abrir un blog en el que ha publicado un extenso artículo dedicado a analizar la noticia aparecida en el NYT que ha motivado todo este intercambio de pareceres.
    También en el propio podcast Coffee Break (CB), en su episodio número 221, se hace referencia a la publicación de este blog por parte de Héctor Socas y se me cita a mí y a UdM como parte de las razones que han llevado al director de Coffee Break a publicar dicho artículo.
    No puedo más que agradecer a Héctor Socas que haya respondido a mi crítica sobre la no alusión en CB al artículo del NYT y que haya hecho referencia a Universo de Misterios (UdM) y a mi persona en términos, aunque discrepantes, cordiales y amigables.
    Gracias Héctor por tus amables palabras.
    De hecho, a lo largo del artículo en su blog, Héctor Socas se refiere a mí en varias ocasiones y es por ello que me siento concernido e invitado a comentar dicho artículo de manera también amable, incluso en la discordancia cuando la haya. Como voy a publicar mi respuesta tanto en los comentarios del blog de Héctor como en un episodio de UdM, mi redacción va a estar dirigida a la vez a ambos lugares.
    Lo primero que me gustaría recalcar es que en ningún caso yo lamenté que se hiciera una crítica del fenómeno OVNI en su conjunto. De hecho, toda crítica razonada y apoyada en argumentos y datos ciertos me parece positiva y que contribuye a acercarnos a la verdad. Como puede escucharse en UdM 52, mi lamento fue que en el caso de la entrevista de CB, su crítica hacia el fenómeno OVNI estuviera basada en argumentos inexactos, fácilmente rebatibles. Posteriormente UdM 053 detallé a que argumentos me refería. Y debo señalar por cierto, que de todas mis correcciones, la única que ha sido respondida ha sido la del asunto de la forma de los objetos descritos por Kenneth Arnold y después tendré algo que decir al respecto.

    Continúa en otro comentario…/…

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pero también debo aclarar que nunca fue mi intención lanzarle a Héctor un reto personal ni que se sintiera presionado a “investigar” pormenorizadamente el citado artículo del NYT.
      Sencillamente pensé que, en reciprocidad a haber dedicado una extensa entrevista a negar el fenómeno OVNI, sería justo haber reseñado, aunque fuera brevemente, que el NYT había publicado un artículo donde se daba a conocer que cinco pilotos de la Marina de Estados Unidos han reportado haber tenido encuentros con objetos voladores no identificados, lo cual es una verdad objetiva.
      Con eso hubiera sido suficiente. Podría haber añadido que bajo su opinión argumentada esa noticia no ofrece credibilidad científica alguna al estar basada en testimonios de personas y no en pruebas objetivas que pudieran ser revisables bajo el método científico, y que los videos que acompañan la versión digital del artículo tienen explicación, según sus argumentos, sin recurrir a los no identificados. Podría haberlo recogido así y hubiera bastado.
      No obstante, y repito que es algo para agradecer, Héctor nos ha ofrecido un análisis técnico de los dos videos que acompañan el artículo del NYT pegados uno a continuación del otro y de un tercero aparecido en un artículo diferente publicado en 2017 por el NYT.
      Con eso hubiera sido suficiente. Podría haber añadido que bajo su opinión argumentada esa noticia no ofrece credibilidad científica alguna al estar basada en testimonios de personas y no en pruebas objetivas que pudieran ser revisables bajo el método científico, y que los videos que acompañan la versión digital del artículo tienen explicación, según sus argumentos, sin recurrir a los no identificados. Podría haberlo recogido así y hubiera bastado.
      No obstante, y repito que es algo para agradecer, Héctor nos ha ofrecido un análisis técnico de los dos videos que acompañan el artículo del NYT pegados uno a continuación del otro y de un tercero aparecido en un artículo diferente publicado en 2017 por el NYT.

      Continúa .../...

      Delete
    2. Se lamenta Héctor de que interviene la falacia de autoridad cuando se da importancia a esta noticia por haber aparecido en el NYT que, como el propio Héctor reconoce, dicho con sus mismas palabras, “Se trata de un medio cuya reputación transmite una imagen de rigor y profesionalidad”. Y eso es cierto. A la hora de otorgar credibilidad a una noticia o artículo es de esperar que en principio se tenga en cuenta el lugar donde se publica. Es evidente que, al menos a priori, no es lo mismo leer una noticia en el NYT que en cualquier tabloide amarillista, como no es lo mismo en principio leer un artículo publicado en Nature, Science o el Astrophysical Journal que en “Me lo Creo Todo.com” Aunque después siempre debamos ser cuidadosos y tener en cuenta cuál es la fuente primaria, es decir, el verdadero origen de la información que se aporte.
      Y en ese sentido, a continuación Héctor trata de desbancar esta supuesta falacia de autoridad atacando la credibilidad de algunos de los autores del artículo. Solo diré que entre los tres autores hay, como Héctor nos dice, una periodista que formó parte de un equipo premiado con el Pullitzer por su trabajo cubriendo el asunto del virus Évola. Pero eso también podría considerarse como falacia de autoridad. Y los otros dos autores no le inspiran a Socas demasiada confianza. En ese caso diré que la falacia de autoridad también debería funcionar como falacia de no autoridad. Ni en uno ni en otro caso debería considerarse como recurso argumental. De manera que si algo debe juzgarse es lo que se dice en un artículo y no quien lo dice. Ya me habréis oído decirlo más de una vez, lo importante siempre es el mensaje y no el mensajero.
      Continúa .../...

      Delete
    3. No me parece relevante para otorgar credibilidad a lo que se dice en el artículo del NYT que haya habido un programa secreto del Pentágono para estudiar amenazas aeroespaciales, ya que ese programa (AATIP) se cerró en 2012 y lo que se cuenta en el NYT en 2019, aconteció entre 2014 y 2015.
      No veo la relación directa que con los hechos tratados en el NYT en mayo de 2019, puedan tener un tal Elizondo (aunque se le cite en el propio artículo del NYT, ni John Edward Mack. Ni el exsenador Reid, ni su amigo Robert Bigelow. Y creo que no es conveniente introducir ruido si lo que queremos esclarecer la señal. Disculpadme si recurro a menudo a este símil de señal y ruido pero creo que ilustra muy bien lo que quiero decir.
      Pues bien, da la sensación de que basándose en ese ruido y en sus conclusiones sobre los videos, Héctor ya considera que el caso ha sido analizado “en cierta profundidad” y sentencia que “no aparece ningún indicio de que haya nada inexplicable”.
      Y sin embargo, a mi juicio, lo verdaderamente relevante del artículo del NYT, la señal de ese artículo, es que hay 5 pilotos de la Navy que han afirmado haberse encontrado con OVNIs. Son ellos y sus declaraciones las que merecen ser analizadas para tratar de determinar su grado de credibilidad. Y por supuesto, los videos si es que estuvieran relacionados con los testimonios de los pilotos.
      Pero resulta que como el método científico no puede tener en consideración los testimonios humanos, Héctor los descarta cuando analiza el artículo del NYT.
      No considerar los testimonios de personas como pruebas es, como dice Socas, una sana costumbre del método científico y poco se puede decir en contra de ello.
      Por supuesto estoy completamente de acuerdo en las bondades del método científico que tanto nos hace avanzar en conocimientos y comprensión de la realidad que nos rodea y si en el futuro podremos llegar como especie a niveles de desarrollo tecnológico y de comprensión del universo que hoy ni siquiera atisbamos, será gracias a él y a los hombres y mujeres que lo ponen en práctica cada día en sus investigaciones.
      Continúa .../...

      Delete
    4. Pero también sabemos que hay materias en las que no puede seguirse de manera única el método científico por ser claramente insuficiente para acercarnos a la verdad. Y me estoy refiriendo, por ejemplo, a los asuntos tratados en los tribunales de justicia donde, como sabemos, a menudo el testimonio humano es clave para determinar la verdad, aunque sea la verdad jurídica, una verdad capaz de condenar a ser privado de su libertad o incluso en algunos países a la muerte, a un ser humano.
      Salta a la vista que en la investigación de los OVNIs no es posible utilizar únicamente el método científico. Los encuentros no son reproducibles por diferentes equipos científicos. Aunque sí puede emplearse esta metodología para analizar la veracidad de las supuestas pruebas que en ocasiones acompañan al testimonio de los testigos. Y es a eso a lo que me refiero cuando sostengo que los encuentros con OVNIs deberían investigarse por científicos pues sus conocimientos y metodología resultan idóneos para descartar fraudes o para dar explicación natural a aquello que en principio no parecía tenerla.
      Continúa.../...

      Delete
    5. Incluso es probable que a no mucho tardar podamos utilizar el método científico para valorar con plena certeza la veracidad de un testimonio.
      Pero estamos de acuerdo en que eso aún no ha ocurrido. Y, sin embargo, los testimonios sí pueden constituir prueba a la hora de juzgar la veracidad de unos hechos como se considera en el derecho penal español, por ejemplo, algo que es coincidente en la mayoría de derechos de otros países, donde se considera que:
      1. La declaración de la víctima no es prueba indiciaria sino prueba directa, y ha sido admitida como prueba de cargo tanto por la doctrina del Tribunal Supremo (Sentencias TS 706/2000, 313/2002, 1317/2004), como del Tribunal Constitucional (Sentencias 201/89, 173/90, 229/91).

      Delete
    6. Pero esto no significa que en el asunto OVNI haya que dar crédito a “cualquier cosa que nos diga un piloto” como infiere Héctor de mis afirmaciones. Y esto también puede asimilarse con lo que nos dice la doctrina jurídica:
      2. La existencia de la declaración de la víctima no siempre se convierte por sí misma y automáticamente en prueba de cargo suficiente, pues, como todas, está sometida a la valoración del Tribunal sentenciador.
      No pienso que haya que creerse cualquier cosa que nos cuente un piloto y creo que resulta difícil inferir eso de mis afirmaciones en UdM 053, como Héctor Socas, en un probablemente involuntario claro ejemplo de falacia del hombre de paja coligió de mi criterio de valorar como pruebas determinados testimonios de pilotos o personas con formación aeronáutica, en especial si son más de uno (minuto 9:40 del programa), y si se observa el mismo fenómeno desde posiciones y ángulos diferentes y si además existe una señal de radar o una grabación de video que lo apoye, que fue lo que dije en el minuto 74:37 de UdM 053.
      Así que, si queremos acercarnos a la verdad de los avistamientos de los que habla el artículo del NYT, no nos queda más remedio que prestar atención a lo que nos dicen los pilotos, pilotos que se identificaron satisfactoriamente por lo que sabemos que cuentan con años de experiencia de vuelo.

      Delete
  28. Es el caso de los tenientes Ryan Graves y Danny Accoin, pilotos de F / A-18 SUPER HORNET destinados en 2014 en el escuadron"Red Rippers" VFA-11 de la Estación Aérea Naval de Oceana, Virginia, que entonces estaban entrenando para un despliegue en el Golfo pérsico, a bordo del portaaviones Theodore Roosevelt.
    En la noticia del NYT se nos dice que el escuadrón comenzó a detectar objetos extraños justo después de que la Marina mejorara los sistemas de radar en sus aviones de combate F / A-18. Al principio pensaron que esas detecciones podían ser ecos falsos ecos de radar. Pero el teniente Graves dijo que los ecos persistían, apareciendo a 30.000 pies, 20.000 pies, incluso al nivel del mar. Podían acelerar, disminuir la velocidad y luego de repente adquirir velocidades hipersónicas.

    ReplyDelete
  29. Por su parte el teniente Accoin declaró que interactuó dos veces con los objetos. La primera vez, después de recoger el objeto en su radar, configuró su avión para acercarse a él, volando 1.000 pies por debajo del objeto. Dijo que debería haber podido verlo con la cámara de su casco, pero eso no ocurrió, a pesar de que su radar le informaba de que estaba allí.
    Accoin dijo también que, un día más tarde de ese incidente, un misil de entrenamiento en su jet captó al objeto y su cámara infrarroja también lo recogió.
    "Sabía que lo tenía, sabía que no era un eco falso", dijo.
    Pero aun así, "no podía recogerlo visualmente".
    Los pilotos dijeron que en aquellos momentos especulaban con que los objetos formaran parte de algún programa de drones extremadamente avanzados y clasificado.
    Pero entonces los pilotos comenzaron a ver los objetos físicamente.
    A fines de 2014, el teniente Graves dijo que había regresado a la base en Virginia Beach cuando se encontró con un compañero de escuadrón que acababa de regresar de una misión "con una expresión de sorpresa en su rostro".
    "Casi golpeo una de esas cosas", le dijo el piloto al teniente Graves.
    El piloto y su wingman, wingman es como llaman al piloto que va volando con su avión detrás del avión líder de la formación, bueno pues cuando los dos aviones volaban a una altura de aproximadamente 100 pies sobre el Atlántico, al este de Virginia Beach, algo voló entre ellos, pasando justo por encima de su cabina. El piloto, -dijo el teniente Graves-, observó algo como una esfera que encierra un cubo.
    El incidente asustó tanto al escuadrón que se presentó un informe de seguridad de vuelo de la aviación, dijo el teniente Graves.
    Al preguntarle qué pensaban que eran los objetos, los pilotos se negaron a especular.
    "Tenemos helicópteros que pueden flotar, tenemos aviones que pueden volar a 30.000 pies y justo a ras de la superficie pero combina todo eso en un vehículo de algún tipo sin motor a reacción, sin columna de escape". “Esas cosas estaban ahí arriba todo el día”, “Mantener a flote una aeronave requiere de una cantidad importante de energía. Con las velocidades que observamos, doce horas a flote son once horas más de lo que uno esperaría”, declaró el teniente Graves, que ha trabajado durante diez años en la Marina y que reportó los avistamientos al Pentágono y al Congreso de Estados Unidos.
    El teniente Accoin solo dijo que "estamos aquí para hacer un trabajo, con excelencia, no con mitos".

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pero los objetos han llamado la atención de la Armada, que a principios de este año 2019 envió una nueva guía clasificada sobre cómo informar lo que los militares llaman fenómenos aéreos inexplicables u objetos voladores no identificados.
      Joseph Gradisher, un portavoz de la Marina, dijo que la nueva guía era una actualización de las instrucciones que se enviaron a la flota en 2015, después de los incidentes de Roosevelt.
      "Hubo una serie de informes diferentes", dijo. “Algunos casos podrían haber sido aviones comerciales no tripulados, pero en otros casos no sabemos quién está haciendo esto, no tenemos suficientes datos para rastrear esto. Por lo tanto, la intención del mensaje a la flota es proporcionar una guía actualizada sobre los procedimientos de notificación de sospechas de intrusiones en nuestro espacio aéreo”.
      En ese sentido Héctor Socas nos dice que las últimas frases de uno de los videos son un nuevo apelativo a la falacia de autoridad ("pilotos muy experimentados y expertos en sistemas de armamento"). Héctor nos dice que eso no es obvio, pues no se sabe quién es este piloto ni si era experimentado o no (y sí, incluso el más Top Gun de todos los pilotos, en algún momento tuvo que ser inexperto o aprendiz). Por tanto se trata, según su parecer, de una afirmación gratuita, no fundamentada, que tiene como único propósito condicionar la credulidad del espectador.
      Bueno, en cualquier caso ya hemos visto que los pilotos que hicieron las declaraciones están perfectamente identificados…
      Estoy de acuerdo con Héctor en que para evitar caer en la falacia de autoridad no debemos creernos sin más lo que diga un piloto. Sin embargo, como peritos en materia aeronáutica, sus testimonios son desde luego los más fiables de que disponemos para acercarnos a la verdad del asunto.
      Aunque también están los videos…
      En mi opinión, no debemos hacer de los videos el total del asunto, de manera que si se les diera explicación, no por ello significaría que ya se ha dado respuesta a todos los incidentes de los que nos hablan los pilotos tratados en el artículo del NYT. Debemos ceñir esa explicación al video concreto al que está referida.
      Héctor Socas nos ha hecho un interesante análisis de tres videos, dos que aparecen en el artículo del NYT de mayo de este año 2019 y un tercero que apareció en un artículo anterior del NYT.
      No voy a hacer alusión a ese tercer video conocido por Nimitz por no estar incluido en el artículo del NYT que ha motivado todo este intercambio de pareceres, y sobre el primer video, el conocido como Gimbal, tampoco tengo mucho que decir aquí, salvo que es extraño que los pilotos y sus controladores de vuelo no tuvieran constancia del tráfico que originaba esa señal de infrarojos. Y debo añadir que es estupendo contar con la opinión de alguien como Héctor que ha trabajado con cámaras de infrarojos.

      Delete
    2. Pero sobre el video conocido como “Go Fast”, Héctor nos dice en su análisis:
      “No tiene mucha historia. La cámara consigue fijar el objetivo y lo va siguiendo a medida que este se desplaza sobre el mar. La explicación es simple y resultará familiar para cualquiera que alguna vez haya hecho fotografía de objetos en movimiento usando teleobjetivos. Estamos viendo un efecto llamado paralaje. De nuevo se trata de un caso de apariencias, de una velocidad aparente causada por la combinación del seguimiento de la cámara y velocidad del avión. El objeto que estamos viendo podría ser cualquier cosa, podría ser un pájaro grande volando despacio y el movimiento mucho más rápido del avión nos daría la impresión de que es el pájaro el que se mueve a esa velocidad. De hecho, dependiendo de la altitud y la geometría de observación, el objeto podría no estarse moviendo en absoluto. Esto está muy bien explicado en Metabunk y han colgado varios vídeos en los que se simula el mismo efecto con objetos cotidianos[24]. Mick West, administrador del sitio y entusiasta analista de este tipo de situaciones, realizó un análisis exhaustivo en el que llega a determinar la trayectoria, velocidad y altitud del objeto. Todo el análisis está muy bien explicado en su vídeo. No hace falta "creer su palabra". Uno puede seguir el razonamiento y buscarle fallos. Es reproducible. Es científico. Aquí está el vídeo de Mick:”
      Respecto a lo apuntado por Héctor, debo decir que no estoy de acuerdo. Al principio de la grabación, durante unos instantes, el plano de la cámara es un plano casi fijo, es decir, la cámara apenas se está moviendo y el área de océano grabada es la misma durante unos segundos y es entonces cuando aparece el objeto, pudiendo apreciársele que no está detenido.
      Del interesante análisis de Mick West que nos enlaza Héctor en su artículo, se extraen varios datos significativos. Basándose en los parámetros recogidos por la cámara y aplicando trigonometría básica, West estima la altitud del objeto no identificado sobre el nivel del mar en alrededor de 13.000 pies (casi 4 km. de altitud). No tengo nada que añadir a esto pues creo que esos cálculos son correctos.
      Sin embargo, basándose en los píxeles de la imagen del objeto, West le calcula unos 2 metros de tamaño y apoyándose en el cambio del ángulo bajo el que la cámara del caza lo recoge, le atribuye una velocidad de entre 20 y 40 nudos (de 37 a 74 km/h). (también de 10,2 a 20,5 metros por segundo). Y aquí expreso mi discrepancia.
      Si el objeto fuera un globo aerostático de meteorología como sugiere West, su velocidad sería la del viento y de 20 a 40 nudos de viento produciría en el océano un oleaje que según la escala Beaufort iría desde la formación de olas más grandes y rompientes con crestas de espuma blanca para 20 nudos de viento a olas grandes, mar arbolada observándose que de la parte superior de las crestas se desprenden rociones de salpicaduras. Pero nada de esto se observa en las olas del océano… No obstante, podría ser que la distancia a la que el avión de caza toma las imágenes no permitiera ver ese detalle o quizás el viento en superficie fuera muy inferior al que había a 13.000 pies de altura…

      Delete
    3. Pero resulta que, como podemos ver al principio de la grabación cuando el océano está más o menos fijo en la cámara, el objeto recorre casi la diagonal de la pantalla de la cámara de un lado a otro en, pongamos, 2 segundos, que a la velocidad de 20 a 40 nudos que le atribuye West, nos da que la longitud del espacio que abarca la cámara a 4,4 millas náuticas de distancia es de 20 a 41 metros aproximadamente. Sin embargo, si se considera que la equivalencia del tamaño de los píxeles del objeto es de 2 metros reales, resulta que la diagonal de la pantalla es mucho mayor de 40 metros. En un cálculo en proporción al tamaño aparente del objeto no identificado, me sale alrededor de 150 metros de diagonal, que recorridos en 2 segundos otorga una velocidad al objeto de alrededor de 75 metros por segundo, es decir, unos 270 km. por hora ó 146 nudos. ¿Un globo arrastrado por un viento de 270 km. por hora…?

      Delete
    4. Sacas mucha palabrería para tratar de invalidar unos cálculos que has demostrado que no comprendes. No sabes lo que es el paralaje.

      Delete
  30. Si se hubieran producido vientos de esa velocidad en la zona, supongo que sería un dato conocido, pero no es así. Podría añadirse además que la dirección del oleaje no concuerda claramente con la dirección que llevaría el viento que supuestamente movería a un globo aerostático. Y en tal caso, no encajaría un globo aerostático, ni un pájaro ni un avión pues no parece haber huella térmica propia de estos… Estaríamos ante la presencia de un objeto no identificado.
    Por supuesto puedo estar equivocado en mis argumentos y si alguien detecta errores que por favor nos lo haga saber pues aquí no se trata de ver quien lleva razón sino de acercarnos a la verdad del caso.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Y antes de terminar querría decir algo sobre los objetos vistos por Kenneth Arnold y si tenían o no una forma parecida a un boomerang. La foto en la que Arnold aparece señalando una representación de uno de los objetos que avistó es de los años sesenta. Reitero que las descripciones que hizo Arnold en los meses y años posteriores a su encuentro eran de “un plato de pastel cortado por la mitad con un triángulo convexo en su parte de atrás. Incluso lo dibujó para el FBI y la Fuerza Aérea. Hice y hago hincapié en esto para contra argumentar la idea que dejó Gámez durante su entrevista de que Arnold vio boomerangs y la gente empezó a ver platillos volantes porque era lo que describieron los medios de comunicación. La diferencia entre lo que describió y dibujó Kenneth Arnold en los días y meses posteriores a su encuentro con lo que Gamez dijo, es la misma que la que hay entre cóncavo y convexo. Un boomerang tiene una parte cóncava y Arnold dijo que esa misma parte era convexa como puede apreciarse en su dibujo.

      Delete
  31. Además, esos días de 1947 hubo un tal Rhodes que tomó fotografías de un objeto volador no identificado en la ciudad de Phoenix (pueden encontrarse en internet si ponéis en un buscador Phoenix 1947 UFO). Pues bien, esa foto fue mostrada a Arnold (en eso días le mostraron infinidad de objetos fotografiados en el cielo por si se parecían a lo que vio, y casi la totalidad de ellas fueron descartada por Arnold), excepto esta de Phoenix. Si la veis ya me diréis si se parece más a un boomerang o a un platillo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Recuerda a un aparato casero del 1993 (eso sí): https://en.wikipedia.org/wiki/Wainfan_Facetmobile o versiones de Northrop M2-F3 etc (hay montones) que son de los 60 para adelante. Pero el concepto es de 1917. Pero que se sepa se construyen ese tipo de cosas de fuselaje sustentador ( lifting body) entre ellos varios con el diseño de la foto desde los 60 para adelante se supone que no antes.

      Delete
  32. Y ya debo ir terminando. Reitero mi agradecimiento a Héctor Socas por haber dedicado parte de su tiempo a analizar la noticia del NYT y a responder a UdM, es muy probable que desoyendo el consejo de algún compañero que puede haberle advertido: “No te metas en esos líos, no merece la pena contestar…” Sin embargo Héctor le ha echado ganas y valentía.
    Héctor Socas es un reputado astrofísico del Instituto de Astrofísica de Canarias que entre otras cosas, tiene un interesantísimo trabajo publicado en The Astrophysical Journal sobre maneras en que podríamos detectar presencia de inteligencia extraterrestre en planetas en tránsito estelar. Y es mi intención dedicar más adelante un UdM a ese asunto y al artículo de Héctor, siempre que cuente con su autorización. Con esto os quiero decir que Héctor Socas no es ningún negacionista de la posibilidad de existencia de vida inteligente fuera de nuestro planeta. Y estoy seguro de que su postura escéptica sobre el fenómeno OVNI obedece a su convencimiento de que no existen pruebas científicas de que el fenómeno sea real, especialmente cuando se consideran a los OVNIs como evidencia de presencia extraterrestre en nuestro planeta. Y esa postura, no es que sea absolutamente respetable, que lo es, sino que está basada en hechos ciertos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. "Es un hecho cierto que no existe una sola prueba científica de que los OVNIs existan,"

      Eso no lo sabemos, si yo fuera un gobierno como el de USA, negaría el fenómeno
      porque como un país que se gasta en defensa lo que gastan doce países juntos
      va a decir que su espacio aéreo y naval es violado por naves de origen desconocido
      si es tecnología USA, también lo negaría para espiar a todo el mundo sin consecuencias y por tercero si es una tecnología secreta de alguien mas, trataría de ir
      recobrando los supuestos accidente para tratar la ingeniería inversa y lograr la
      tecnología.

      Delete
    2. Si lo sabemos. No hay ni una. Los gobiernos traen al pairo

      Delete
  33. Es un hecho cierto que no existe una sola prueba científica de que los OVNIs existan, ni mucho menos de que sean naves extraterrestres. Y es un hecho cierto que es imposible aplicar a raja tabla la metodología científica para estudiar los casos ufológicos.
    También es un hecho cierto que se producen casos que por la calidad, ubicación y número de testigos deben hacernos saber que en nuestros cielos vuelan objetos no identificados.

    PD. En el podcast de UdM 055, puede escucharse este texto ampliado, con música final dedicada a Héctor.

    Un cordial saludo a todos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sí. En este punto es el disentir. Si es posible y necesario aplicar la metodología científica para comprobar si una explicación (una hipótesis) para algo es la correcta. Se ha de separar los sucesos u ovnis (cosas que no se han podido identificar) con que sean esto o aquello. Y para comprobar que la explicación, el modelo, la hipótesis sea la válida no solo se ha de aplicar es que si no podemos aplicar dicha metodología tampoco podemos dar ninguna explicación por buena. No es que ese método no alcance y tengamos que usar oro. Es que ese método es como es porque no alcanzamos nosotros. Y saltarlo es necesariamente meter un salto de fe en alguna parte. Siempre se ha de respetar o aceptar que no se sabe. Pero ojo. Sí existen fenómenos ovnis o sea no explicados... Que es lo que quiere decir otra cosa son las explicaciones

      Delete
    2. Jajaja... me ha encantado la dedicatoria con la música al final del programa. Muchas gracias, Jose Rafael, es un honor que no merezco. Respecto al trozo de vídeo que comentas, sigo sin ver nada que no sea compatible con paralaje. Es fácil olvidar que esa cámara está montada en un avión que se está moviendo rápido. Si estás moviéndote en un coche por una autopista y filmas las montañas del fondo, parecerán estar quietas. Sin embargo un árbol o una señal parecerán pasar a toda velocidad delante de nuestra ventanilla. La velocidad relativa dependerá de nuestra distancia al árbol y nuestra velocidad. Pero vamos, no creo que tenga mucho sentido seguir insistiendo en estas discrepancias. Ah, otra cosa, no quería dar la impresión de que tu mención en UdM me obligara a hacer un trabajo que no quería. La parte en la que hablo de mi frustración es genérica porque, como te imaginarás, recibimos muchos mensajes, no ya solo sobre OVNIs sino cualquier otra cosa.. psicofonías, fantasmas, reencarnación, hipnosis... donde siempre el peso de la prueba recae sobre el escéptico o se te trata como ocultista al servicio de oscuros poderes fácticos. Quizás no me expresé bien y puede haber quedado la impresión de que esa parte iba dirigida al caso del NY Times. Intentaré editar el artículo para aclararlo. El caso es que sobre este tema ya había estado leyendo (como te comenté cuando hablamos) por mera curiosidad y tu "reto" sirvió para motivarme a escribir un artículo detallado con toda la información que pude recabar. Estas cosas son un poco adictivas, es como comer papas fritas, empiezas a rascar y luego es difícil parar. No sé si lo has llegado a escuchar pero en algún episodio de CB he mencionado como de jovencito fui muy aficionado a todas estas historias de misterio, pero sobre todo a las de OVNIs. Fui ávido consumidor de los programas de Jiménez del Oso y los libros de J.J. Benítez. Así que entiendo perfectamente la fascinación del fenómeno y el encanto de las historias. Gracias por leer mi artículo y por tus comentarios. Un abrazo... Héctor

      Delete
  34. Lo miramos de forma humana y comprensible para nosotros. Estos objetos si son, como creo con más alta tecnología que la nuestra, se debe utilizar otro método científico...En cuanto a los vídeos expuestos es raro que se dejarán grabar. Y no, no es para que gobiernos les vean ni creamos en ellos como una religión. Están ahí, sencillamente.

    ReplyDelete
    Replies
    1. NO. No se ha de usar un método ad hoc que no respete los criterios de la ciencia y permita, por ejemplo, saltos de fe... Se ha de ser riguroso. Si no se sabe, pues no se sabe, nada de saltos de fe. Si falta información para saber que es algo pues es insuficiente.Y si todos los casos donde hay suficiente no hay ni una evidencia de ET y se narra varios avistamientos por semana desde tiempo inmemorial con accidentes y de todo, eso implicaría que las pruebas deberían de ser abundantes y no hay ni una. Así que lo ET es parte del ruido no de la señal donde no hay ni una prueba que se pueda decir que es ET

      Delete
  35. yo estoy seguro que si aterriza un ovni y lo invitan a subir a bordo.
    Los negativos, dirán que nada de eso es cierto, porque seguramente
    fuimos hipnotizados colectivamente. Señores existe los programas
    forenses que nos permiten descubrir si un video es trucado, si es
    un modelo a escala o una pintura etc. La tecnología existe y se ha
    fotografiado y filmado y no importa si vuela o no demasiado rápido
    no tiene alas, no emite combustión visible y no hace ruido, lo
    suficiente para saber que no es un avión, ni un helicóptero.

    No hay mas ciego que el que no quiera ver, ni mas sordo que el
    no quiera oír. Hasta yo que no me dedico a esto, he fotografiado
    un ovni en el cielo de una playa y sin propósito alguno. Seguramente
    los negativos dirán, no es un ovni, es un globo que fue soltado
    en el preciso momento que tomaron la foto. Que posibilidades tenemos
    que eso pase y para que. Por favor. Ustedes no saben como la naturaleza
    produce la gravedad, ni saben que es materia oscura y energía oscura
    si lo supieran se percatarían que su ciencia es una ciencia de segunda
    mano y muy limitada por el mundo de las segundas causas y su forma
    de pensar

    ReplyDelete
    Replies
    1. Si no se sabe, no se sabe. El ciego es el que quiere ver donde no hay. <> De estas cosas los humanos hacemos y tenemos en pruebas. Se considera tecnología secreta pero existe desde hace tiempo. Son vehículos de cuerpo sustentador que son acelerados por un cohete a grandes velocidades y luego se mueven por inercia y utilizan emisiones de gas frio para desplazarse y no ser marcados con misiles de detección térmica.. La gente no es ciega. Tu deseas creer que hay donde, en realidad, no hay tal evidencia. Y no existe el fenómeno ovni. Existen fenómenos ovni muchos y cada caso se ha de considerar uno o varios fenómenos independientes de otro caso OVNI sino se está en una religión intentando forzar la realidad para que encaje en una idea propia que uno cree no haciendo investigación científica objetiva. Si cogemos decenas de casos de fenómenos diferentes de naturaleza diferente no explicados en el mismo saco y se fuerza una explicación que encaje para todos, esta necesariamente será fabulosa y también necesariamente falsa

      Delete
  36. Cuantin-troll y su religión de los platillos...

    ReplyDelete
  37. http://parabunk.blogspot.com/2019/07/aatip-tic-tacs-and-more-reality-check.html

    ReplyDelete
  38. Pensamos mucho en lo que hace que la ciencia realmente funcione. Lo primero que dice cualquiera que conozca la ciencia y haya estado involucrado en ella es que lo que nos enseñan en la escuela como método científico es incorrecto. No hay un método. Por otro lado, de alguna forma logramos razonar juntos, como comunidad, a partir de pruebas incompletas, hasta alcanzar conclusiones en las que todos compartimos.

    Lee Smolin TED2003

    Lee Smolin es un físico teórico dedicado al estudio
    de la gravedad cuántica, la cosmología y la teoría cuántica.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Apreciado cuantin, la nave que aparece en el video de Maussan no es una nave estelar pues estas sólo son visibles cuando su velocidad es cero o baja. A velocidades altas la magnetodinámica hace que no se pueda ver en el visible. Además, los avistamientos fechados después de Enero de 2011 no pertenecen a naves extraterrestres. Si lo tienes a bien, echa un vistazo al segundo tuit de esta cuenta de Twitter: @jjrodrip ¡Saludos!

      Delete

    2. Hay unos mínimos que hacen que eso sea un método científico o no lo sea. NO es lo mismo el método científico para comprobar la eficacia o no de medicamentos, el contrastar un modelo cosmológico o una nueva partícula... Pero hay unos mínimos comunes que distinguen la ciencia de las otras actividades

      Separar hechos de explicaciones . Los modelos o hipótesis ser contrastables con la realidad, que nos sean ambiguas y sean precisas con un lenguaje preciso sin ambigüedad alguna. Que no sea una mera clasificación y por tanto prediga y case con lo que se sabe y con cosas que aún no se sabe. Que no haya justificaciones ad hoc de los problemas. Que las predicciones sean tales que se pueda comprobar que es falso el modelo en caso de ser falso por la realidad (falsable por la realidad) aunque no tengamos medios para eso pero el modelo lo permita al no ser ajeno al universo. El separar el modelo que cuadra del que se ha puesto bajo falsación y ha sido refrendado. El aceptar que aún así no es la verdad o certeza absoluta y su certeza puede ser relativa a un ámbito limitado de la realidad. El no aceptar dogmas ni saltos de fe ni errores ni manipular datos. Que se publique y todo se pueda revisar por quien tenga medios (eso sí) y comprobar si se han hecho trampas. Que se den todos los detalles precisamente para hacer esas comprobaciones. El separar los datos mediciones y lo comprobado de la propia opinión y separar lo probado de las hipótesis lanzadas y ponerlas como hipótesis... Etc...

      Unos mínimos compartidos. No vale todo. No vale ponerse a meditar y sentir la inspiración de una divinidad y darlo como probado... Se trata de contrastar las hipótesis con la realidad y sea esta el juez que de o quite razones por encima de creencias. Sin dogmas, sin saltos de fe y siempre atento a los posibles errores

      Delete

  39. Una de las ideas valiosas que puedo sacar de todo esto es que: escuchar Coffe Break habitualmente, no te garantiza un mejor entendimiento sobre como funciona el modo de conocer cientifico.
    Nunca hubiera pensado que uno de esos cinco o seis frykis que escuchan señal y ruido fuera un amable y candoroso magufín.
    Gracias Hector, sobre todo por los 222 Eps de tertulia hasta el momento. Un 10% del futuro total, espero.
    Venga.

    ReplyDelete
  40. Acabo de recibir los fondos de un préstamo confiable de chillwellfinancialhome@gmail.com

    Hola a todos, Mi nombre es Sergio Rico, soy de Honduras, estoy aquí para testificar de cómo obtuve mi préstamo del Sr. Chill, Chillwellfinancialhome {(chillwellfinancialhome@gmail.com)} después de que presenté mi solicitud Dos veces de varios prestamistas que afirmaron Ser prestamistas aquí en este foro, pensé que sus préstamos eran reales y solicité, pero nunca me dieron el préstamo hasta que un amigo mío me presentó al Sr. Chill, quien prometió ayudarme con un préstamo de mi deseo y realmente lo hizo. Como lo prometió sin ningún tipo de retrasos. Nunca pensé que todavía hay prestamistas de préstamos confiables hasta que conocí al Sr. CHILLWELL, quien realmente me ayudó con los fondos de un préstamo que cambiaron mi vida y mi negocio para mejor. Le aconsejo que busque un prestamista confiable para ponerse en contacto con el Sr. Chillwell hoy mismo, se preocupa por su comprensión y tiene un gran corazón para ayudar a las personas con buenos términos de préstamo y pago. No sé si también necesita un préstamo urgente o si desea financiación para sus proyectos. contacto, Chillwellfinancialhome hoy su dirección de correo electrónico es (chillwellfinancialhome@gmail.com)

    chillwellfinancialhome@gmail.com

    ReplyDelete
    Replies
    1. Déjeme de préstamos y mentiras Sergio, este blog es para un tema serio.

      Delete
  41. Me fascina el tema ovni pero no me acabo de creer que los extraterrestres esten entre nosotros, todo son avistamientos poco claros o testimonios de gente que dice haber visto ovnis. Hace falta algo más para creer algo así.

    ReplyDelete
    Replies
    1. leo exactamente lo mismo de los blogger donde se "dice" que manejan cierto conocimiento y que han "investigado" las revista de muñequitos local sin presentar un solo documento legal que acredite dicho conocimiento

      PD:- soy el tipo que piso y dejo su huella en la luna !

      Delete
  42. Esta es una invitación abierta para que todos ustedes se conviertan en parte de la organización más grande del mundo y alcancen la cima de su carrera. Al comenzar el reclutamiento programador de este año y nuestra fiesta anual de cosecha está casi al alcance de la mano. El Gran maestro nos dio el mandato de llegar siempre a personas como ustedes, así que aproveche esta oportunidad y únase a la gran organización de Illuminati, únase a nuestra unidad global. Traer a los pobres, necesitados y talentosos a
    El protagonismo de la fama y la riqueza. Consigue dinero, fama, poderes, seguridad, consigue.
    reconocido en su negocio, carrera política, ascienda a lo más alto en lo que haga, sea
    Protegido espiritual y físicamente! Todo esto lo lograrás en
    un brillo de ojos.

    Los Illuminati no tienen ninguna asociación con el satanismo, el luciferismo o cualquier religión. Si bien a nuestros miembros individuales se les permite seguir cualquier deidad que elijan, operamos únicamente para el beneficio y la protección de la especie humana.

    ¿Acepta ser miembro de este nuevo orden mundial Illuminati?
    Call & WhatsApp +19735567426
    📩 carlosmacdonald234@gmail.com

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sr. Illuminati, acabaremos con ese orden mundial, está todo preparado, que conste no tengo nada que ver con este blog, lector sí.

      Delete
  43. Me duele, Héctor, ver la currada que te has pegado para dejar claro, claro, negro sobre blanco, toda la inmensidad de pruebas falsas que se les ocurre a la gente. Gente, por lo general, poco dada a estudiar en profundidad y reflexionar sobre casi nada de lo que ven, y sobre lo que escriben después.

    Me queda claro que, aunque no nos parezca muy importante, la Ciencia funciona así, mucho trabajo y peldaño a peldaño. Una escalera construida por cientos de miles de Científicos, mayoritariamente poco conocidos, diseminados por todo el mundo y que sirve para avanzar.

    De todas maneras no esperaba un trabajo tan exhaustivo por tu parte y he aprendido muchas cosas que desconocía. He tenido que dejar de escuchar los capítulos de CB (soy oyente desde hace poco y los quiero escuchar todos) para poder centrarme en tu magnífico artículo. Ahora te tendré que leer también ¡estupendo!.

    Gracias por tu esfuerzo.

    ReplyDelete
  44. Soy un oyente habitual de CB y quería darte la enhorabuena por tu post. Cuando vi por primera vez pensé que era demasiado largo, pero acabé leyéndolo dos veces seguidas. Con la de hoy ya van 3.

    Muy bien escrito y didáctico. Dedicar tanto esfuerzo para ilustrar a las seguidores del ruido es muestra (y señal ;) ) de grandeza moral.

    ReplyDelete
  45. EXCELENTE !
    FELICITACIONES !
    Será el documento de referencia para rebatir y confrontar a los mercaderes de seudociencias !

    ReplyDelete
  46. https://www.rt.com/usa/469038-navy-admits-ufo-videos-real/

    ReplyDelete
  47. Aquí te dejo una foto del OVNI de Keneth Arnold,

    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/4a/YB49-2_300.jpg

    ReplyDelete
  48. Estimado Héctor: yo no me molestaría en rebatir esta clase de cosas.
    Cualesquiera sean los esfuerzos de la ciencia, la mayoría de la gente no se plegara a sus principios y seguirá creyendo fantasías como en los siglos pasados y ante sus ojos la ciencia siempre se encontrara desprestigiada (misteriosamente, salvo si es la "ciencia rusa", la irani, la norcoreana o la china).
    Por otro lado, siempre habrá una provisión de personas intelectualmente bien dotadas para continuar con la construcción del conocimiento, aunque los críen chamanes, así que la influencia de los magufos no llega hasta ellos.
    Quise leer todo el articulo, pero cuando entre en los "detalles finos" del tema me aburrió profundamente, no por tu culpa sino por comprender que se trata de la misma secuencia de siempre: las tipicas maniobras, realmente conspiraciones, de los adictos a la fantasia para imponer su punto de vista a como de lugar, y de paso, ganando dinero y tambien, apuntalando su postura politica "rebelde". De los videos ni hablar, con esa musiquita ominosa...

    ReplyDelete
  49. Hola Héctor. Te escucho siempre en el podcast. Llegué a ustedes por Radio Skylab, por lo que intuirás que soy un oyente que llegó tarde a esta fiesta. Pero todas las semanas estoy firme escuchándolos y aprendiendo algo nuevo.
    Gracias a ustedes pude conocer otras personalidades como Luis Alfonso Gámez, que tanto tiene que ver con esta entrada.

    Tratando siempre de sortear esa frontera hoy imaginaria que llaman Océano Atlántico
    Saludos desde el Río de la Plata!
    Abrazo a todo el equipo

    https://frodorock.blogspot.com/search/label/del%20Poroto%20al%20Cosmos

    ReplyDelete

Post a Comment